LA ÚLTIMA BATALLA

Los soldados ya estaban colocados en su posición. Tenían orden de avanzar en diagonal, esperaron la señal y comenzaron  la marcha.
Sus órdenes eran atacar el castillo enemigo y dejar despejado el camino para la caballería. El soldado más joven miró a su derecha y vió a otro guerrero con la cara tan asustada como la suya. No se veía nada, habían aprovechado la noche sin luna, pero sabían que el ejército contrario tenía la misma orden así que a la vez que atacaban debían defender su castillo.
Empezó la batalla, sólo veía bolas de fuego que desde las almenas del castillo enemigo disparaban hacia ellos. Dejó de ver a sus compañeros pero él continuó como pudo, escondiéndose entre las malezas del camino. De repente se encontró un caballo que venía hacia él. No supo que hacer pero en cuestión de segundos vió cómo cayó por las flechas de sus compañeros. Se acercó y sin pensárselo  atrevesó al jinete con su lanza. Eran él o el otro. Lo sintió por su familia.
Con la poca luz de las bolas de fuego creyó ver la torre de vigilancia del castillo enemigo. Le había parecido que estaba más lejos pero no se paró a pensar porque estaba ahora tan cerca.
Siguió avanzando, si conseguia llegar al castillo serviría de ayuda a sus compañeros de caballería. Ya le quedaba poco y parecía que lo iba a conseguir. Miró a derecha e izquierda y no vió a nadie de los suyos, no sabía si habían caído. Pensó en su madre y su prometida. Las vería pronto, lo iba a conseguir. No se dió cuenta, pero por su derecha apareció un soldado a caballo y lo último que vió fue su armadura.
 
PABLO, TIO, ME HAS COMIDO MI ÚLTIMO PEÓN.
¿QUÉ CULPA TENGO, ALBERTO, DE QUE SEAS TAN MALO JUGANDO AL AJEDREZ? DOS MOVIMIENTOS MÁS Y TE HAGO JAQUE MATE.
 
0901022349125
 
ANA RIVAS
Anuncios

4 pensamientos en “LA ÚLTIMA BATALLA

  1. Felicidades Ana, tu relato corto es de mucha calidad. Me impactó el final. Estaba ya acompañando al personaje, y suponía que volvería a ver a sus seres queridos cuando otro soldado le salió al encuentro. Habría escrito este relato si se me hubiera ocurrido. Saludos p.d Me entretuve jugando con los colores de mis autorretratos. Esa galería es muy egocéntrica.

  2. Me encantan los cambios de espacio, como en tu cuento; son como esas trampas de ojo de la pintura; en todo caso, la fatalidad de las guerras y las muertes estúpidas que se producen encogen el alma.Un abrazoAtasa

  3. Vaya,vaya…me ha encantado tu relato!!!
    y a mi también me encantan los relatos
    con cambios de espacios,..es que no me
    esperaba ni lo más minimo que se tratase de
    una partida de ajedrez…
    me ha impactado!!
    muy bueno..
    BESOS Y ABRAZOS.

  4. ¡VAYA POR DIOS!ME DEJASTE A CUADROS EN LO MEJOR DEL RELATO.MUY DE TU ESTILO ESE CAMBIO RADICAL¿A QUE SI MI QUERIDA ARIES?
    VEO QUE AL FINAL HUBO SUERTE CON WMP¡ME ALEGRO!
    PARA TU INFORMACION TE HE AGREGADO A MI LISTA DE BRUJOS,HADAS,ELFOS,DUENDES,VAMPIROS Y SERES DE OTROS PLANETAS.A TI TE HE COLOCADO EN LA POSICION DE ¡¡¡BRUJA!!!!JA,JA,JAAA.¡NO TE ENFADES QUE ESTOY DE BROMA!!!!
    MAÑANA CAFELITO.¡NO ME DES PLANTON.CERES.

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s