LA DECISIÓN

Juanma llegó como todos los días a su casa después del trabajo; con la misma cara y el mismo ánimo. Bueno, el mismo ánimo, no, hoy se encontraba mejor porque por fin había tomado la decisión que le rondaba desde hace tiempo.
Entró por la puerta de su chalet de lujo, con su piscina de lujo, y su pista de paddel de lujo. Susana estaba en casa (cosa extraña) viendo la tele. Cuando le miró le dijo:
-Otra vez con esa cara, llevas muchos días así. Sera el estrés. Bueno no te preocupes, esta noche cenamos con Maite y Luis.
Lo dijo todo así de golpe, sin esperar respuesta y sin atenderle, como siempre.
-He dejado el trabajo- contestó Juanma.
-Que has hecho ¿qué?. ¿Sigues con esa idea? Ya te dije que yo no me iba al campo.
-Pues no te vengas.
-Te digo que yo no voy. Piénsatelo, estás nervioso.
-Pues no vengas.
-¿Es que no sabes decir otra cosa?. -dijo ella.
-Quiero el divorcio.
Lo dijo así, sin pensarlo, pero no se arrepintió. Se dió cuenta en ese mismo momento que ya no la quería, ni quería su chalet de lujo ni su trabajo de lujo. Quería irse al campo.
El divorcio llegó pronto,no tenían hijos y todo fue más facil. Con lo que le correspondió de la venta del chalet y el dinero que se repartieron tenía suficiente para empezar de nuevo.
Esa mañana cogió su coche con sus efectos personales y el camión de la mudanza detrás y se fue a la casita que se compró en un  pueblo precioso que había visitado unas semanas antes. Tardaron poco en colocarlo todo ya que tenía  muchos muebles la casa. Cuando terminó , guardó sus cosas y se quedó mirando su nuevo hogar. Estaba feliz.
 Cómo no tenía comida decidió salir a comer a uno de los bares del pueblo y así iría conociendo a la gente. De vuelta a casa vió una carpentería. “SE NECESITA AYUDANTE”, leyó. Siempre le gustó la madera. Entró y enseguida le dieron el trabajo. Cobraría tres veces menos que en su anterior empleo, pero no le importó. Allí necesitaría poco. Todos sus familiares y amigos le dijeron que estaba loco y no le apoyaron. Le daba igual.
Cuando llegó a casa sonó el timbre. Fue a abrir y se encontró con la muchacha con los ojos más azules que había visto en su vida.
-Hola. soy Luisi, su vecina. Mi madre me manda con esta tarta casera. Si necesita algo sólo tiene que llamarnos.
Se quedó mirándola y pensando que si alguna vez se arrepentía de su decisión ( cosa harto improbable), sólo tenía que recordar que había elegido ir a vivir al Paraíso, ya que enfrente tenía a UN ANGEL.
 
ANA RIVAS
Anuncios

8 pensamientos en “LA DECISIÓN

  1. La de veces que he pensado yo en hacer lo mismo e irme al campo a vivir pero yo tengo mi mini paraiso en casa con mis angelillos particulares(Sin contaros a vosotros,mis ciber angelillos)Muchos besitos guapa!

  2. ¡Que bonito! Me voy al trabajo con una sonrisa, no existe nada mejor que una vida sencilla, te hace sentirte más libre, se tienen menos perjuicios y la vida es mucho más sana, lo siento de esa forma, por que soy del campo, más del campo que un chaparro como dicen en mi tierra, me agobia la ciudad. Besotes y gracias por esto, Antoñi

  3. La culpa de muchas cosas asl tiene la sociedad actual en la que vivimos. Una sociedad de consumo sin moderacion, consumimos tanto y nos crea tal necesidad de consumir mas y mas q al final esas cosas nos poseen a nosotros y no al reves como deberia ser. Mu bonitoel escrito. Un beso

  4. ojala todo fuera tan facil como parece en tu escrito… en cualqier caso, auqnue estas decisiones no sean faciles de tomar, llega un momento en que merecen la pena.
     
    un besito

  5. Creo que al precio que se van a poner las patatas ultimamente…..vamos a tener
    que empezar a cultivarlas….!y no es broma!
     
    Y además, sabia decisión la de Juanma, me recuerda a mí misma y a gente que
    he conocido. Prefiero el pueblo a la capital, pero claro, hay que estar donde se
    tiene el curro.
    Muy bonita la historia…y parece que puede continuar…
     
    Un besito

  6. Dificil decisión pero muy sabia, no es fácil a veces darse cuenta de ciertas cosas,..y sobre todo ser valientes, esas decisiones
    requieren de valentía pura, muy bueno el relato, me quedo con una moraleja…
    "prefiero ganar tres veces menos, si con eso voy a ganar tres veces más de mi tiempo libre, y voy a ser feliz conmigo mismo.."
    y  otra cosita…continuará??,..la verdad que me gustaría,..me ha dejado intrigada saber que pasaría con el ángel de ojos azules..
    un beso!

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s