DENTISTA (2ª PARTE)

Bueno, pues ya he vuelto del dentista. ¡Que mal rato!.
Llego antes de tiempo, y decido tomarme un café, cosa de la que luego me arrepiento, porque debería haberme tomado una tila. Me voy para la consulta y doy mi nombre y la recepcionista, con esa cara de parecer que te regalan un crucero, me dice. “Espere un momento, ahora la llaman”.
Me siento y saco una revista, pero no me entero de lo que pone. Sale la doctora y me dice que pase.
Hola Ana, -me dice con sonrisa profiden- siéntese ahí que voy a ponerle la anestesia. En ese momento pienso que porque no me habrá tocado como dentista a un chico morenazo y guapísimo para tenerle a dos centímetros de mi cara, pero la doctora es muy simpática y muy mona, aunque no me relajo igual. Las manos empiezan a sudar y a temblar. – Notará un pinchazito- me dice. Joder con el pinchazito, si me ha tenido que pinchar cuatro veces, pero bueno, que se le va a hacer.
-Ahora a esperar que haga efecto la anestesia, – y yo ahí tumbada  y ella y su enfermera hablando de sus próximas vacaciones.
-Bueno, vamos allá- y empieza con un destornillador a hacer palanca y ella diciéndome. -Si te duele levantas la mano izquierda-. Y yo a las dos segundos levanto las dos manos. -PERO SI NO TE PUEDE DOLER, SI TIENES ANESTESIA PARA UN CABALLO. Sabrá ella si me duele.
Bueno el caso es que después de varios intentos, consigue sacarme la muela, y a todo ésto , con su sonrisa de azafata de televisión me dice. -Eso es que estás nerviosa y te crees que te duele.
Pero, en fin, ya está fuera y después de una hora se me está pasando el dolor. Así que, sólo espero, que por muy guapos y maravillosos que sean todos, tarden mucho en volver a verme la cara.
 
ANA RIVAS.
Anuncios

6 pensamientos en “DENTISTA (2ª PARTE)

  1. Bueno Ana, pos ya está, ves como no es pa tanto??, ahora a no comer chuches, jajaja, que he leido que Ceres te dice que te gustan mucho, (a mi también lo confieso), jejeje, soy una niña más comiendo chuches cuando se las compro a mis hijos…
    Un beso y hoy un puré o sopita para comer.

  2. Ay, los dentistas…. sólo de nombrarlos ya me duele (hace poco me tuvieron que extraer, quitar, arrancar, robar… una muela y vi las estrellas todas a pesar de la anestesia esa). Mi solidaridad más sentida…

  3. Yo les tengo el mismo pánico, es más, siempre me preocupo de ser la primera, ya sea por la mañana o por la tarde, porque como oiga el ruido del perforador ese k usan mientras espero en la sala de espera, salgo corriendo sin decir nada. Mi madre me contó, que siendo niña, le di una patada en los huevos a uno, y se negó a volver a tratarme, pero fue un simple reflejo.

  4.  Odio los dentistas , quiero llevar a mi nena de chiquita para que empiece a cuidarlos y le pierda el miedo y no sea tan boba como su mama , jajaja , abrazotes  de torno , jajaja!!!
       Normis

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s