EL SUEÑO

Adela llevaba durmiendo mal varios días. Se despertaba sudando y temblando, con taquicardías y ese sentimiento de terror. Nunca recordaba lo que soñaba pero debía ser algo horrible para pasarlo tan mal.
Por las mañanas se encontraba fatal, con los ojos hinchados y cansancio acumulado. Procuraba no acordarse durante el día y el trabajo la servía para distraerse, pero cuando llegaba el momento de dormir empezaba a sentirse intranquila y nerviosa, era como si algo la apretara por dentro.
Su novio, Israel, al que había conocido hace seis meses procuraba tranquilizarla.
“No debes preocuparte, sólo es un sueño y no va a pasarte nada”, la decía.
Pero ella no estaba agusto y cada vez lo pasaba peor. Llegó incluso a sentir miedo de vivir sola. Todos los días después del trabajo, quedaba con Israel y se iban a casa de él, cenaban y después tomaban un té, a veces veían una peli y casi siempre acababan haciendo el amor. Israel la insistía que se quedara a vivir con él, que era una tontería irse a esas horas a su casa, pero ella quería preservar su intimidad y prefería que cada uno continuase en su piso.
Pero llegado a este punto, ya no sabía que era lo mejor, sentía miedo, y pensó que Israel tenía razón y que sería mejor que se trasladara a su piso. Adela había intentado que fuese al revés pero su novio la había convencido que el que ella se fuera a vivir a su casa sería mas facil, ya que pagaba menos de alquiler y ella tenía menos cosas que llevarse.
Como los sueños continuaban y eso no era vida, decidieron hacer el traslado un fin de semana. Pronto acabaron y esa noche Adela durmió mucho mejor. A medida que pasaban los días se iba encontraba bien, empezaba a relajarse y la tensión había desaparecido. Quizás el encontrarse acompañada era lo que necesitaba.
Israel la llamaba por teléfono al trabajo y la preguntaba como se encontraba. Esa mañana después de hablar con Adela sonrió para sí. Le había costado convencerla de que se fuera a vivir con él, y sólo había encontrado la manera echándole todas las noches en el té, esos polvillos que compró a un santero.
Sólo quería que durmiera mal y empezara a sentir miedo de vivir sola y aunque el tema casi se le va de las manos, al fin lo había conseguido.
Todavía le sobraba un poco del brebaje y decidió guardarlo, ya que no sabía si lo iba a volver a necesitar.
 
ANA RIVAS 
Anuncios

21 pensamientos en “EL SUEÑO

  1. jeje, Muy buen relato, aunque me parece un poco capullete el Isra¡¡ Esta historia de amor no puede durar demasiado en el tiempo, porque si ya tiene que andar con trucos desde un principio, le veo bastante complicado mantener algun tipo de mágia que mantenga a Adela a su lado.
     
    Me ha gustado mucho.
     
    Un beso, prima¡¡

  2. QUE CAPULLO EL NOVIO…ME ENTERO DE ESO Y LE DEJO SIN H……..
    ESO ES EGOISMO PURO Y DURO EN UNA PAREJA HA DE HABER LIBERTAD E INDEPENDENCIA Y EN CUANTO A LOS POLVILLOS TRAEME ESTA TARDE UNOS POCOS Y YA LOS UTILIZARE EN CUALQUIER MOMENTO.
    HASTA LUEGO NENA,

  3. Muy buena historia de amor, mal entendido ese amor por Israel, pero de estas historias quién no ha escuchado. Pienso como los amigos que escribieron abajo (Ceres,Sinhué) que si empezó así mal finles espera. Cuando Adela lo descubra, pobre de él…mejor que ya empiece a correr!!!!!!! Que tu día martes sea hermoso. Un abrazo.

  4. Madre mía qué burrada, y qué poca confianza en sí mismo. ¿Cuanto le durará a Isra Adela si para tenerla a su lado ya comenzó con un engaño?
    Muy buena, Ana.

  5. Si es que los polvillos nunca son buenos…..
    Lo que Adela debería haber hecho es seguir el consejo que te di a ti para dormir mejor…
     
    Un beso.
     

  6. Oye Ana..pero qué personaje este Israel…que tipo de polvillos serán?Me gustó tu cuento, aunque en general, también hay mujeres que le agregan polvillo a los hombres…………………………….:)Un abrazo

  7. PERO QU EHOMBRE MAS POSESIVO¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    PERO , A MI ME PASA, SI ESTOY SOLITA NO DUERMO BIEN¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ME FALTA ALGO¡¡ ES LA COSTUMBRE DE TANTOS AÑOS ACOMPAÑADA Y NO HAY PERO COSA QUE  NO DESCANSAR BIEN¡¡¡
    BESITOS ANA AZUL¡¡¡¡ BUENA SEMANA

  8. Menos mal que nunca me ha gustado el té!Je je je,aunque a mi me pasó al revés,cuando me fui a vivir con mi novio,me despertaba medio sonánbula por las noches  y al ver a alguién a mi lado lo tiraba de la cama.Pobrecillo,la de golpes que se dió.

  9. Gracias Ana por tu comentario y tu visita. Ya ves con el calor que hace hoy aqui en Barcelona y encima con estos textos. uffff. Cuidate. Mil besos

  10.   Epa , espero que nunca nos topemos con ese tal Israel !!!
     la posesion nunca es buena ,
     un abrazo enorme amiga y buen martes !!!
     NORMIS

  11. La verdad
    que esos sueños…… ufffff
    jajaja,siempre un placer de venir a saludarte
    que tengas buenas noches
    muacksssss…..pili.

  12. Ana! Conoces al individuo ese? Pobre chica y yo sufriendo por sus pesadillas, como yo las he sufrido, estaba buscando en mis recuerdos algún consejo para combatirlas y ahora me has creado una duda… veras cuando vuelva mi marido, se va a entera… un besote, que me ha gustado mucho..Antoñi

  13. Algunos no necesitan de eso para mantenerte a su lado..
    Pero la finalidád es lo mismo de revulsiba.
    El amor es ciego  y a veces tonto..jaja
    Besososss
    leni

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s