SI FUÉRAMOS INVISIBLES

Si fuéramos invisibles, podríamos enterarnos de lo que hablan de nosotros, podríamos entrar gratis en los sitios, podríamos ir desnudos si quisiéramos, podríamos hacer burla, asustar a los demás, podríamos ver a las personas sin ser vistos… Sí, todo eso está bien, pero no podríamos abrazar, porque la gente se asustaría al notar presión en sus cuerpos, no nos mirarían, no podríamos besar tampoco, ni podríamos hablar con nadie, porque aunque nos oyeran, no nos verían, y nada hay más bonito que mirar a los ojos a la gente cuando hablas con ella. No podríamos ser amados, porque al no vernos, no nos desearían , no nos conocerían, nos ignorarían con el tiempo.
A veces he deseado ser invisible, sobre todo cuando hago el ridículo, pero creo que es mejor que me vean, que me sientan y que me besen y abracen. Además si todos fuéramos invisibles, que tristeza de mundo, sin nadie a quien ver, no sabríamos si los sitios están llenos o no, nos chocaríamos unos con otros, querríamos ocupar el mismo sitio que el otro por no saber que ya está ocupado.
Yo quiero ser visible, y que los demás lo sean, quiero que nos comportemos como si no fuéramos invisibles. Esa es la cuestión, que sin serlo casi siempre, actuamos como si los demás fueran transparentes, y eso al final nos hará creer que somos invisibles sin serlo.
 
ANA RIVAS
 
Anuncios

8 pensamientos en “SI FUÉRAMOS INVISIBLES

  1. A mi me pasa una cosa, allá donde voy no puedo ser invisible nunca…jajaja…
    más que nada porque soy muy ruidosa, jajajaja, se me nota que estoy siempre…
    y no porque yo me quiera hacer de notar, simplemente porque soy así, por mi tono
    de voz, por mi risa..(bastante escandalosa)…y porque no para de moverme de entrar
    y salir…jajaja…
    Así es aún siendo invisible, se me oiría…jajaja..
    Besos.
    BRUSHI.

  2.      Dicen algunos que, a cierta edad, después de los cuarenta, nos hacemos invisibles, que nuestro protagonismo en la escena de la vida declina, y que nos volvemos inexistentes para un mundo en el que sólo cabe el ímpetu de los años jóvenes.
         Yo no sé si me habré vuelto invisible para el mundo, es muy probable. Pero nunca como hoy fui tan consciente de mi existencia, nunca me sentí tan protagonista de mi vida, y nunca disfruté tanto de cada momento como ahora.
         Se que puedo dar sin pedir, pero también se que no tengo que hacer nada, ni dar nada que no me haga sentir bien.
         Por fin encontré, hasta ahora, al ser humano que sencillamente soy, con sus miserias y sus grandezas.
         Descubrí que puedo permitirme el lujo de no ser perfecto, de estar  lleno de defectos, de tener debilidades, y de equivocarme, de no responder a las expectativas de los demás.
         Y por si fuera poco, saberme querido por muchas personas que me respetan y me quieren por lo que soy, si,… así un poco loco y muchas veces terco. También cariñoso, dialogador, besador, abrazador y a veces por algún motivo, triste, porque también tengo mis momentos tristes, esos en que pongo mi cara larga con un aire de pensante.
         Cuando me miro al espejo ya no busco al que fui en el pasado,… sonrío al que soy hoy,… me alegro del camino andado, y asumo mis errores.
         También hoy sé que mis amigos y amigas son peregrinos del mismo camino, y que en cualquier momento nos encontramos y nos queremos.
         Hoy me doy cuenta que no soy un hombre invisible.
         Ya aprendí que DIOS siempre está en mi camino!!!
     

  3. A mí me gustaría ser invisible en momentos muy puntuales.Ejemplo un soplagaitas me esta tocando las narices y al volverme invisible le arreo dos collejones que no le salva ni Cristo de la paliza¡lo que me iba a reír!
    Besos.Erai.

  4. NO ME GUSTARIA PARA NADA SER INVISIBLE, ESO SERIA COMO NO HABER EXISTIDO, COMO SI TODO EL MUNDO TE FUERA INDEFERENTE. GRACIAS AL CIELO QUESOY BIEN VISIBLE!!!!
    BUEN COMIENZO DEL FIN DE SEMANA. ABRACITOS.

  5. Si que es cierto eso…que algunas veces aunque somos totalmente visibles..parace que no nos ven
    Por otro lado..si fuesemos invisbles…esto seria un autentico caos
    Tenemos que mirarnos mas a los ojos..y darnos cuenta de que los demas existen y nosotros tambien.
    Te dejo un super beso.

  6. Es una buena reflexión la que haces al final, a veces es la gente la que se vuelve invisible a nuestro alrededor.
    Yo, que soy de corazón impuro, solo imagino maldades con lo de la invisibilidad, mejor que no lo sea o me condenaría para los restos acumulando todo tipo de pecados,jejejeje
     
    Un besico prima

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s