UNA SOMBRA

muerte
Una sombra me persigue, intento esquivarla y no puedo, me pellizca, me abraza y mientras corro, sólo deseo que me toque, es como un imán, aunque quiero separarme, no lo consigo. Me siento atrapada en sus brazos y al mirarla no veo nada, sólo una faz oscura que se acerca a mi cara. Me cuesta respirar, pero quiero ahogarme, es como si la conociera, pero a la vez no se quien es. ¿Que me pasa? ¿Es un espejismo? ¿Porque me siento tan bien en sus brazos? De pronto abro los ojos, y un doctor muy guapo, me está diciendo que despierte, que la operación ha salido muy bien. Me relajo, y entre tinieblas, pienso que porque he tenido que ver durante todo este rato, una mancha oscura, cuando el médico es tan guapísimo. En fin, así es la vida. Al menos, a partir de ahora, me visitará en mi habitación todos los días, aunque sólo sea para tomarme la tensión. Pero es que, ¡tiene unos ojos tan bonitos…!

ANA RIVAS

 
 
0811221637490  
 
Anuncios

4 pensamientos en “UNA SOMBRA

  1. Una sombra tristísima, indefinible y vagaComo lo incierto, siempre ante mis ojos vaTras de otra vaga sombra que sin cesar la huye,Corriendo sin cesar.Ignoro su destino…; mas no sé por qué temoAl ver su ansia mortal,Que ni han de parar nunca, ni encontrarse jamás.
     
    Una muy buena entrada ANA. Recibe mi sincero y cordial saludo.

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s