EL MEJOR DEL CEMENTERIO

 
 
 
Quería ser el mejor en todo, y no consentía que nadie fuera mejor que él. No soportaba quedar por debajo, y eso le hizo encerrarse más en él mismo, e ir perdiendo los  amigos que hubiera podido hacer a lo largo de su vida que eran muy pocos.
Siempre estaba pendiente de todo lo que hacían o conseguían los demás. Pero no era de la sapiencia o el comportamiento en lo que intentaba ser mejor. El sólo quería tener mejor coche que su vecino, mejor casa, mejores muebles.
Si alguien hacía un viaje, él hacía otro mas grande, si un compañero de trabajo hablaba de que se había comprado un nuevo televisor, el suyo tenía que ser el de mas pulgadas, y eso le obligaba a pedir dinero a los bancos, porque no tenía bastante con lo que ganaba. Pero era tanto lo que compraba, que cada vez su deuda era mayor, y llegó a arruinarse por no poder pagar.
Se recluyó en si mismo y no abría la puerta a nadie, y sentado en el salón de su casa se dedicó a mirar a todo lo que tenía, todo lo que había logrado y se reía sin parar, pensando en que él era mejor que los demás, y que nadie tenía tantas cosas como él.
Llamaron a su puerta, sonó el teléfono, y seguía riéndose sin parar sin contestar a nadie. El juez y los responsables de los bancos venían a su casa para echarle de allí y poder cobrar todo lo que les debía, pero cada vez que sonaba la puerta más alto se reía. Tocaba todo y estallaba en una risa diabólica.
Esperó hasta que derrumbaron su puerta y en el momento en que los bomberos entraron, se pegó un tiro delante de ellos, pensando en su último momento de vida, que él era mejor que todos, que nadie había conseguido llegar a donde él había llegado y que por un instante, todos estarían pendientes de él y de su decisión, porque era el más grande.
Y efectivamente así fué, consiguió llegar a ser el mejor del cementerio, y todas sus posesiones se redujeron a un agujero de 2 metros sin ni siquiera una lápida con su nombre, porque ya no quedaba dinero para pagarla.
Enseguida se olvidaron de él, y nadie supo quien estaba enterrado en aquella sepultura sin nombre. Ni una flor, ni una cruz. Todo eso recibió en su muerte, después de su vacía vida.
 
ANA RIVAS
  0904052937416
 
Anuncios

18 pensamientos en “EL MEJOR DEL CEMENTERIO

  1. Triste historia pero también real, en el día a día nos olvidamos vivir, ser los mejores, cuando lo importante de la felicidad no consiste en cuanto tienes , sino en el cariño, afecto y amor de quienes nos rodean, ese es el mayor logro y valor personal.Un abrazo.

  2. Terrible historia pero mucho me temo que muchísima gente ha vivido de esta manera, queriendo tener más y más. Que pena. "No es más feliz quien mas tiene, sino quien menos necesita".Un abrazo y una feliz semana

  3. Amiga mia, se podria aplicar el cuento a tantas personas…Es triste pero real, hay mucha gente andando por el mundo como zombies, sin notar siquiera que no poseen nada de lo que es de verdad importante.Y que razon tiene Mariposa…tenemos que aprender a necesitar menos y seguramente seriamos mas felices.Besitos desde el abismo.

  4. A veces estamos tan idiotizados que no vemos que en realidad tenemos todo lo que necesitamos, no ya para vivir, sino para ser felices. Solo tenemos que mirar a nuestro alrededor…Es una pena, pero no aprendemos amiga.Un abrazo fuertote de otra Aries como tu a la que le encanta el azul.Besos

  5. Tan impresionante como real. Tener, tener, tener… ¿Alguien ha pensado que por el dinero hay que pagar un precio? Era un hombre tan pobre, tan pobre… que no tenía más que dinero. Un abrazo y felices días.

  6. Basó su autoestima y valor en cosas materiales. Se apegó hasta la locura de lo material, se autocompadeció hasta morir… Escalofriante historia, Ana. Mil besitos.-Hari-

  7. HOLA ANA¡¡ GRACIAS POR PASAR TE DEJO LA DIRE DE NILDA ESTA EN M I ESPACIO PERO TE DEJO ACA TAMBIEN, ESTA UN POCO DESANIMADA POR ESO , YPOR MI ADMIRACION HACIA ELLA, QUIERO DARLE UNA ALEGRIA AUNQUE SEA DESDE ACAhttp://nmt3rms1gat8.spaces.live.com/GRACIA OTRA VEZ ANITA, BESOS

  8. jejeje, eso es afán de protagonismo y lo demás son tonterías. Gracias prima por dejarme este relato. :)Muy bueno, te veo en forma¡¡ Besotesss

  9. ¡WOW Ana que relato, fuerte,la verdad que es que en lavida hay cosas,importantes…¿no?pero no no es en absoluto lo material,amiga…buenisima entrada,y no,no conocia la historiapero se me ocurre,que habra muxos locos,asi…¿no?Gracias por visitarme amigaza!QUE TENGAS UNA LINDA SEMANA!¡MUAH!

  10. Este tipo de personas, que las hay a patadas, no me dan pena ninguna. Bueno, en realidad no poseía ni las cosas materiales, puesto que el banco se quedó con ellas. Un pobre diablo que se perdió lo esencial de la vida.Un beso Ana.

  11. Hola Ana,te felicito por esta entrada,porque es una realidad que está ocurriendo día a día.Todos quieren tener mejores cosas que los demás y ahora en tiempos de crisis quizá más de uno se esté sintiendo como el personaje de tu relato.Lástima que se le de tanto valor a lo material,que a fin de cuentas no dejan de ser simplemente objetos que a ningún lado te llevan y nada te aportan.Besos.

  12. Muy bien contada esta historia de un pobre hombre que no supo disfrutar de la vida.La vida está hecha de cosas sencillas, y de nosotros depende saber apreciarlas y disfrutar de ellas…Besos, guapa…

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s