JOSÉ Y MARÍA

 

 

José siempre aguantó las bromas de todo el mundo. Eso de llamarse José y María era recurrente para hacer burla, y ya ni le molestaba. Estaba enamorado y eso era suficiente, a pesar de sacarle 15 años a María, una chica guapísima que sólo tenía 18.

Después de unos meses de noviazgo, a él le corría prisa el casarse. Ya había tenido algunos engaños amorosos, pero ella estaba VIRGEN en eso, con la edad que tenía no había tenido tiempo de novios.

Como quería que todo fuese perfecto y le parecía tan frágil, jamás la propuso tener relaciones, excepto una tarde que la pasión hizo de las suyas, así que cuando un día llegó ella y le comentó que estaba embarazada, al principio dudó mucho, como para no dudar, pero ella le recordó el momento que vivieron, y enseguida se le fueron todas las dudas. Aquel que iba a nacer era su hijo y no iba a dejarla sola. El era ya un hombre de 33 años, y un hombre hecho y derecho no dejaba tirada a una mujer, aunque casi fuera una niña.

Se fijó el día de la boda, y todo resultó bonito y precioso, las bromas se recrudecieron, pero a José no le importaba. Estaba enamorado.

Un día María recibió una llamada de teléfono, alguien le preguntaba por su embarazo.

-Mira, se acabó, estoy casada, José me quiere y no hay hombre mas bueno en el mundo. Yo he empezado a quererle, y nuestra vida es fenomenal. No consentiré que la arruines.

No volvieron a realizarse más llamadas, pero todos los meses María ingresaba en una cuenta de ahorros, 500 euros. No sabía el tiempo que podría ocultárselo a José, pero mientras pudiera, jamás le haría daño a aquél hombre. Era la persona mas buena que jamás había conocido, y procuraría que la felicidad reinara siempre en su hogar.

José quería cada vez más a María, a pesar de saber lo de los 500 euros. Lo que no sabía ella, es que esa cuenta la había abierto él, con otro nombre. La hizo la llamada para probarla, y resultó que había acertado. Por supuesto disimuló la voz. Cuando llegara el momento su hijo se encontraría una cuenta de ahorros bien llena y sería la ocasión de contárselo todo a María. Mientras tanto, eran felices y eso era lo que contaba.

 

ANA RIVAS

0905193676189

 

 

Anuncios