A VECES


A veces me sorprendo mirándote, me encanta perderme entre tus pliegues,
me imagino paseando por tu ombligo, por los montes de tu abdomen, buscando abrigo.
Si respiras, empieza una brisa y yo me quedo acurrucada sintiendo tu aliento.
Me siento protegida si me encuentro con tu cuello, y entonces procuro llegar pronto al hoyuelo de tu barbilla.
Me acerco a tus labios, y paseo por ellos, los acaricio pero no me sientes, porque… ¡soy tan pequeña…!.
Luego me voy a tus ojos, son espejos de tu alma y entonces te miro para perderme en ellos.
Me introduzco en el bosque de tu pelo que huele a pino, y me quedo tumbada un rato.
Luego bajo por tu nuca y doy la vuelta porque oigo tu corazón y me quedo a escuchar.
Me agacho y el sonido acompasado de tus latidos me ayuda a dormir.
Sueño que estoy en tu pecho, que busco tu espalda y juego como una niña en un tobogán.
Me aprieto contra ti y abro los ojos, y estoy a tu lado meciéndome en tus brazos y entonces no quiero que ese momento acabe.
A veces me sorprendo mirándote y no quisiera dejar de hacerlo nunca.
 
ANA RIVAS
Anuncios

9 pensamientos en “A VECES

  1. sabes ana lo mas hermoso y bonito que leido en tu blog fue la poesia de un angel que ya no me acuerdo como era, se que te la pedi para regalarla.Este me resulta muy tierno buenos dias hoy lo ves me pasado visitando blog luego tendre que lamentarlopero no lo puedo resistir aprendo mucho un abrazo.

  2. Son preciosos momentos aquellos en los que nos recreamos mirando al ser amado, en que nos gustaría que el tiempo se detuviera y los momentos esos fueran eternos. Preciosa entrada, Ana. Un abrazo. Pepe.

  3. Momentos mágicos..mientras duerme te recreas con la mirada…estos gestos tan solo son de una persona enamorada…precioso, Ana. Felicidades.Besitos de nácar.

  4. A veces, beso tu alma en el silencio que la magia mantiene perdida en la eternidad. Con mis brazos extentidos como las águilas en los espacios a posarme delicadamente próxima y lejana como el viento. Y en dulce arroyo sonñoliento dejar que se deslicen las ilusiones y las esperanzas, a veces.Gracias, Ana, alegras mi vida,Betsi.

  5. Preciosa forma de amar, cuando contemplar al ser querido sin que él lo perciba se convierte en un coctel de sensaciones… unas dulces y apacibles…¡Ostras, que si estoy en su lugar, lo despierto, fijo! ;)¡Besitos, Ana!

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s