NADIE ME VE

Suena el despertador, me levanto y me ducho; tomo un café y salgo a la calle. Me cruzo con gente que no mira a ningún sitio fijo, son como robots. Llego al metro y sigo viendo a hombres y mujeres sonámbulos. Espero en el andén. NADIE ME VE. Entro en el vagón, todos como autómatas. Éste es mi destino, me bajo, salgo a la calle, está lloviendo y hace frío, como en mi corazón. Me habré cruzado con más de cien personas, pero NADIE ME VE. Entro en el almacén, me pongo la bata. Al mismo tiempo que yo se visten otras compañeras, no nos saludamos, NADIE ME VE. Me pongo en la máquina, una cadena de varias personas haciendo el trabajo automáticamente, sin sentir, sin hablar, sin mirarnos, NADIE ME VE. Cierro los ojos, no puede ser verdad, otros días hablamos, nos contamos cosas mientras trabajamos- Los aprieto fuerte, muy fuerte. Que angustia, que no te vean, que no te sientan, que te ignoren. NADIE ME VE. Me doy cuenta que estoy soñando. Suena el despertador, me levanto y me ducho; tomo un café y salgo a la calle… y otra vez vuelta empezar…NADIE ME VE.

ANA RIVAS

Anuncios

9 pensamientos en “NADIE ME VE

  1. La verdad es que todos hemos deseado alguna vez convertirnos en el hombre invisible pero bien pensado, la verdad es que a la larga tiene que ser bastante coñazo.

    Todavia no he podido leerme los capítulos anteriores enteros, pero no se me pasa ehh¡¡ Hija, es que voy de culo últimamente.

    Besiness

  2. En la era de las comunicaciones y de lo audiovisual, el hombre va hacia la incomunicación , nadie lo ve ni lo escucha.Estoy de acuerdo con Nieves ,habrá que poner en práctica lo que ella sugiere.Muy actual el sueño narrado!!!Besos María luisa

  3. La primera vez que visité New York, por asuntos de trabajo, ese de “nadie me ve” se hizo muy latente. Todos andaban apurados y sin visualizaciones compartidas. Me recomendaron evitar rozarme con nadie y tampoco observar directamente a los rostros de las personas. Por mi parte, comunicadora por naturaleza, no tuve problemas para entablar diálogos visuales y verbales con personas que en un principio parecían mirar el limbo.
    Mediante la comunicación nos descubrimos ante nuestros interlocutores y penetramos en las dimensiones menos visibles de la realidad.

    ¡ Comunicar es compartir !
    Con cariño y afecto,
    Betsi.

    P.D.: Me encanta la facilidad con que se deslizan tus sentires entre letras que cobran vida propia.

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s