CORAJE

 Fue un día de primavera. Te enteraste y lo primero que sentiste fue miedo, a lo desconocido, en como afrontarías lo que se te venia encima,  y en como lo afrontaría él.

Quedásteis, como todos los días en el parque, te lo notó en la cara, y se lo dijiste. “Estoy embarazada”.

Lo que ocurrió después casi lo recuerdas como una nebulosa. Llegó a dudar de que fuera el padre, a pesar  de que sabía que sólo habías estado con él. Y luego, los demás pretextos, que si era muy joven, que con 18 años no estaba preparado para ser padre, y mucho menos de estar seguro de serlo. Eso fue lo que mas te dolió. ¿Cómo pudo dudar ni un instante?

¿Y tú? ¿Acaso tú estabas preparada? Tenías 17 años, y eras todavía una cría. Aun estabas estudiando.

Pero lo que se te quedó clavado como un puñal es cuando te propuso abortar. “Es nuestro hijo”, le dijiste. Y contestó. “Pues tú verás lo que haces, pero yo no quiero saber nada”. Como si no hubiera puesto parte en ello.

Sólo se te  ocurrió llamarle una cosa ;”Cobarde”. Y te diste la vuelta,  para no verle más.

Luego llegaste a tu casa, el pensar como se lo dirías a tus padres, y aunque al principio hubo disgustos y lloros, no te faltó su apoyo y su ayuda,.

Y a partir de ese momento, le echaste CORAJE, por estar sóla, sin pareja, por  tener que dejar de estudiar, por empezar a luchar. 

 Pero supiste que ese niño que se formaba dentro de ti ya era parte de tu ser, y que nunca le dejarías sólo.

Y ahora, justo el último día del año, estás de parto, y parece que no va a salir nunca, pero salió. Y en el mismo instante en que os mirásteis a los ojos, pensaste en como podía haber alguien en el mundo  que quisiera deshacerse de algo así, era tu hijo, carne de tu carne y le ibas a echar CORAJE, para que nunca tuviera que sentirse defraudado de su madre.

De él nunca mas supiste nada, pero fue el que más perdió. El no ver nunca mas a su hijo sería su castigo aunque de momento no lo sintiera así.

Ya nada sería igual, pero sentías tanto amor, que era como si nada ni nadie jamás pudiera ya contigo. Era tu hijo, y tú  su madre,  y siempre estaríais juntos.

 ANA RIVAS

Anuncios

9 pensamientos en “CORAJE

  1. Me clavaron ese puñal, pero al ver la cara de mi hijo comprendí que aquello no era nada comparado a haberlo perdido a él (niño).
    Enternecedora historia.
    Besos

  2. Esa joven adolescente mostró la madurez emocional y mental que adorna su vida,Sin dudas será inmensamente feliz por haber librado a su “hijo” de una muerte y darle lo mejor que tenemos de Dios: dar vida- Besos Anita, escribes muy bien!!!

    María luisa

  3. Él fue quien más perdió… Me quedo con eso, Ana.
    Se desentendió de su parte de responsabilidad, pero a la vez nunca conocerá ese niño, que pudo haber llegado a querer, como no se quiere a nadie más en el mundo…
    Ojalá todas las adolescentes que se hallan en la situación de la protagonista de tu historia, encuentren también todo el apoyo de sus propios padres.
    ¡Muchos besitos! 😀

  4. Demasiados casos conocidos .. de tales historias .. de luchas y luchadoras que sacan coraje y valentía ..
    Demasiada comodidad en otros casos , donde el coraje se vuelve cobardía ..
    Un saludo Ana

  5. ¿Qué hay en este mundo más glorioso que una madre?

    La persona más importante de la tierra es una madre. No puede reclamar el honor de haber construido una catedral. No lo necesita. Ha construido algo más impresionante que una catedral: un hogar para un alma inmortal, la pequeña perfección del cuerpo del bebé. Las madres están más cerca de Dios creador que ninguna otra criatura. Dios se alía con las madres para realizar este acto de creación.

    Abrazos y cariños querida Ana !!
    Betsi.

  6. Es la realidad de muchas personas. Lo más fácil es acabar con el más débil porque no queremos problemas.
    ¿De qué sirve tanta palabrería sobre respeto y ayuda a los pobres si ni siquira los dejamos nacer?
    Un abrazo.
    Preciosa y tierna hitoria llena de coraje, verdad y amor.

  7. Son muchas las adolescentes que se encuentran en esas circunstancias…..Si su embarazo sigue a pesar de todo, si cuentan con la ayuda y compresión de los padres y de la sociedad….No tendrán que lamentar algo que las va a quitar la paz mientras vivan.

    Un hijo es un regalo del cielo….Lo contrario es antinatural y a la larga se paga…Coraje y valentía el de la joven del relato de hoy. Sus padres también merecen elogios, pues muchas veces es la propia familia la que quiere « arreglarlo….» El padre de la criatura, no tiene disculpa….A esa edad, no quieren comprometerse…. De no haber habido un embarazo hubiera seguido abusando de la chica, pero sin complicaciones…..¡¡¡ Qué cobarde!!!

    Que esta entrada nos lleve a todos los que te leemos a ser más comprensivos con las jóvenes en esa situación y seamos capaces de « arrimar el hombro», si de nosotros depende.
    Un abrazo
    http://corrientita.99k.org/

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s