EL PASTOR

Pablo era un pastor humilde pero honrado. Todos los días, iba con sus ovejas hacia el río al lado de las montañas y allí se quedaba ocho horas. Echaba de menos una mujer a su lado y eso le hacía infeliz.

Desde hacía cinco días volvía a casa con una oveja da menos cada vez, pero no estaba enfadado y cuando los paisanos le preguntaban que había pasado, el sonreía y no contestaba. Empezaban a pensar que tantas horas solo le estaban trastornando.

El quinto día marchó como siempre con su rebaño y al llegar al río, se quedó mirando al bosque.

Al momento apareció la reina de las hadas. El primer día que la vió, pensó que estaba teniendo una visión de lo bella que era- Se quedó paralizado cuando ella le habló.

– No temas- le dijo- soy la reina de las hadas. Sólo te pido que me des cinco ovejas, una por día. Desde que un hadita me pidió irse a vivir al mundo de los humanos, cuatro más me lo han pedido también, y me estoy quedando sin ayudantes. ¿Quién va a velar por el sueño de las personas? ¿Quién cuidará de los elfos? ¿Quién contará cuentos a los gnomos?

¿Para que quieres mis ovejas? -la preguntó.

Cada noche transformaré a cada una de ellas en nuevas hadas y no me quedaré sola. A cambio, cumpliré un deseo tuyo.

Ese día, Pablo estaba muy contento, porque era el último en el que vería a la reina y se cumpliría lo que había pedido.

La reina le prometió que cuando se llevara la última oveja, la flor más bonita del prado se convertiría en mujer y se enamoraría de él.

Cuando volvía para casa, encontró en el camino a la muchacha más guapa que había visto en su vida. Ella le dio un beso y le dijo:

-Hola, soy Camelia y deseo ser tu mujer para el resto de nuestras vidas.

Mientras Pablo se iba con ella del brazo, la reina de las hadas los miraba desde lejos y se sintió plena por haber  cumplido el deseo del pastor.

 ANA RIVAS

Anuncios

20 pensamientos en “EL PASTOR

  1. ¡5 ovejas a cambio de una esposa tan bella, me parece un buen trueque!
    Tonterías mías a parte, ¡me ha gustado tu cuento, Ana! Sobre todo el final, que resalta la satisfacción del hada por haber hecho feliz al pastor. Realmente, es así, ser generosos con quienes lo necesitan es uno de los caminos para hallar la felicidad.
    ¡Muchos besitos, guapísima!

      • ¡Eso es muy cierto, hace años… y en otro país, a mi padre le ofrecieron camellos por mi hermana mayor! Jeje ¡aun sigue en la familia!
        Ignoro lo que hubiese sucedido de haberle ofrecido cordero en aquel entonces 😀

  2. Siempre habrá cuentos de hadas, siempre habrá deseos que cumplir, y alguno que otro cumplido (que son los que dan fuerza a los demás).

    No es fácil ver hadas, y por eso muchos piensan que no existen. Peor para ellos.

    Saludos.

  3. A las buenas tardes:
    Seguro que para muchos hombres una mujer es eso, una oveja a cambio, pero en fin, tu cuento es muy bonito y tierno, y en sí, quien algo quiere algo le cuesta.
    Cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos
    Shi

  4. Ojala fuese tan facil en la vida, Ana, pero para eso estan los cuentos y la fantasia, para que los sueños tengan un lugar donde ser acogidos y no morir sin más.
    Saludos a ti y a todos tus amig@s

  5. Creo que nos hablá del sacrificio de todo lo que habemos de entregar cuando nos interesa alguien… es algo bello y muy cierto… quizá en la vida no se den ovejas, pero se dan diariamente pedazos de tiempo y sonrisas, entre otras cosas, para ir mereciendo un poco de su atención.

    Un saludo, y bello relato.

    Pd. Gracias por compartir mi idea de mantener viva a la juventud de que dio su vida en antaño.

  6. Jajajajaja Lo siento pero el comentario de Sinu puede conmigo… Hombre tenia que ser jejejejeje.
    Precioso cuento Ana Aunque a mi me suena a mujer comprada!!!
    Bueno, no deja de ser bonito.
    Un beso poseido!

  7. Nacemos con una sed de amor que dura toda la vida. Nuestro corazòn lo necesita con desesperaciòn, como nuestros pulmones necesitan el oxìgeno. El amor es una decisiòn y no un sentimiento. Bien lo sabìa el pastor que entre algodones y fragancias esperaba a aquella que su vida transformarìa.

    Ana, abrazos y cariños !!
    Betsi.

  8. Es un hermoso cuento con un final feliz, a mí siempre me gustan los finales felices, pues para amarguras llega la vida.
    Saludos.

  9. Hola Ana, jajajajaja pues mira ojalá viniera a mi esa hada, yo no regalaría cinco ovejas, yo le regalaría el rebaño entero ajajajajaa, por que me entregara el amor de mi vida, ala que sepa ajajaja.
    Niña es una historia preciosa, gracias por compartirla, artistaaaaaa.
    Qué música más chulaaa cuando te canses, me la pasas vale?
    Un besito

  10. Ana en esta historia yo no leo lo del cambio de ovejas por una mujer !! bromas a parte …
    veo una enseñanza y moraleja y aveces las cosas mas siples se cumplen ….Me gustan la historias de hadas ,elfos ¿porque no creer en ellos?
    besos amiga.

  11. Gracias Ana, así se escucha sólo al entrar al post, de ayer, pero no en la entrada principal, me lo mandas por correo?
    besotes

    P.D. leo a Lola, y me encanta lo que dice, ajaja por qué no creer en las hadas? yo soy una La Hada azul.

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s