¿NOS MOSTRAMOS COMOS SOMOS?

¿Nos mostramos cómo somos? Creo que no. Las personas nos ponemos una barrera y para entregarnos, y darnos por completo pasa mucho tiempo.

Por regla general, parecemos afables, simpáticos, pero nuestro verdadero interior no lo sacamos así como así.

Cuando paso a una cafetería a tomar un café y veo a grupos de personas desayunando y hablando, siempre pienso que lo que están dando es lo superficial, lo exterior. También es verdad que es difícil mostrarse como uno es, en las distancias cortas somos reacios a enseñar nuestros sentimientos y deseos, sólo lo hacemos cuando la persona que está con nosotros ha conseguido llegar a nuestro interior.

Cuando comencé con el blog, me dí cuenta que escribiendo somos mas desinhibidos, nos entregamos más y nuestro nivel de confianza es más alto, es cómo si al no vernos o conocernos, fuésemos capaces de expresarnos mejor, y de decir lo que sentimos. Creo que no mentimos, no es que digamos por escrito cosas que no son verdad, es que es mucho más fácil darse.

Cuando alguien lo pasa mal, y lo expresa, rápidamente se reciben muchas entradas de apoyo, cuando alguien está contento lo mismo.

Estoy segura de que si nos conociésemos no haríamos lo mismo, por eso pienso que este mundo de los espacios y los blogs es una manera bonita y agradable de tratar con las personas, que de otro modo no se produciría.

Yo, realmente puedo decir que he encontrado algunos amigos aquí. Ellos saben quienes son.

ANA RIVAS 

Anuncios

18 pensamientos en “¿NOS MOSTRAMOS COMOS SOMOS?

  1. Muy cierto esto, Ana, debe ser que aqui nos sentimos menos vulnerables.
    Que bonita música tienes hoy, yo en mi blog aunque la sigo teniendo no sé porqué ahora no salta automaticamente com antes.
    Besos y feliz fin-de

  2. A las buenas tardes:
    No sé Ana, me da que metes varios temas en el mismo saco, pues creo que no tiene nada que ver lo que vemos y suponemos, ya que, no somos tan superficiales como dices en lo que compartimos, pues mira a la gente y te cuenta, por contarte ya solo en sus gestos, hasta si se enfadó por qué movieron el agua y con ello en la ducha les salío fría. Ana no escondemos tanto, por aquí sí, se puede esconder todo lo que pretendas, más de lo que crees.
    Así qué por aquí, parece que somos más abiertos, que decimos o no mentiras, bueno, ellas son según el color del cristal con que se mira, yo misma cuento cosas que no todas me pasan en primera persona como las cuento, mezclo y con ello me encuentro que no somos tan distintos aún siendo diferentes, pues nos entremezclamos perfectamente.
    Qué se hacen amistades por aquí, igual que en todos los sitios, y que cuesta llegar a la verdad de lo que somos, pues depende de la verdad que pretendas encontrar, además, tengo seguro que por mucho que busques solo encontraras en los demás las propias de tu baremo, ya que si un día encuentras otras, ejke tu también las tienes, solo que no te habías dado cuenta. Nadie jamás te dará nada de lo que tu no tengas, por eso la ventaja de compartir, a la larga son colores de la misma gama inicial.
    En fin, que me enrollo mucho, has tocado un tema que me apasiona, si algo me gusta es obserbar a la gente, ya que, mi abuelo decia que si no entiendes a alguien con lo que te dice, mira sus ojos, si aún así no te queda claro, mira sus gestos, su tono de piel y si con ello sigues sin tenerlo claro, mira como anda, y veras la única verdad que existe. Otra es como nos enseñan a comportarnos, qué eso ya es otro mundo.
    Y te propongo algo, haz que tus amigos escriban en un mismo texto, que te lo mande la persona que tú elijas, qué sea en la misma letra, que usen un corrector para no cometer las faltas que, por cometer solemos cometer todos unas muy precisas, que hablen todos de un tema acordado, pero sin darte pistas de quien es, y descubiras algo, que si lo haces me lo cuentas, vale, y si no lo haces te lo cuento, pero otro día, ¿vale? Pero te aseguro que descubriras, o al menos lo creo, eso, de lo que hablas hoy en tu entrada y veras que nada es tan superficial como parece.
    Cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos
    Shi

  3. Yo creo que no nos mostramos como somos, ni en la vida real, ni en Internet, ni siquiera ante nosotros mismos. La mayoría tendemos a minusvalorar nuestros defectos, y creemos que nuestras virtudes son “la repera” (a los que tienen poca autoestima les pasa lo contrario).

    Obviamente, no vamos a contar a los demás lo que no nos gusta de nosotros. Todos nos peinamos, y para eso está el maquillaje, para que los demás vean lo mejor de nosotros mismos, ¿no? ¿O es que despeinados no somos nosotros mismos?

    Otra cosa es que en Internet mucha gente se desinhiba y tenga más facilidad para hablar de sentimientos, pero yo creo que eso va con la persona. Por ejemplo, no es mi caso. Pero todos necesitamos desahogarnos, sea por el medio que sea.

    Saludos.

  4. Al fin y al cabo , lo más lastimoso de todo es mentirse a uno mismo .. el resto no tiene la mínima importancia
    Un abrazo y buen finde Ana

  5. No puedo estar más de acuerdo contigo, Ana. Además de la desinhibición que nos concede este medio, nos permite encontrar a muchísimas personas, que jamás hubiésemos conocido en nuestra vida cotidiana, pues aquí la distancia geográfica no es impedimento alguno.
    Las probabilidades de encontrar almas afines se multiplican, y en el tiempo que llevo, puedo decir que algunos de mis amigos han perdido totalmente el carácter “virtual” y se han apoderado de mis sentimientos, así como sé que cuanto con la reciprocidad de amistades verdaderas.
    ¡Muchos besos!

  6. Pués aunque no te lo creas yo sí me muestro tal cual soy o me siento en cada momento,lo cual no deja de traerme algún que otro problemilla,pero no me importa.
    Y que conste que hasta muestro mi parte más oscura o hablo de ella para que después nadie diga que me lo había callado.
    Vamos que la frase que yo he hecho mia,porque así es como la siento es:A las buenas te doy mi sangre,a las malas te quito la vida.

    Besotes!!!

  7. Te respondo con un breve párrafo de mi última entrada:
    Las máscaras que llevas y los disfraces que te
    pones, te pueden ocultar a los ojos de los demás;
    quizá a tus propios ojos también.Pero no pueden
    ocultarte a los míos-
    Como Alegría, pienso que lo más grave en esto de conocernos y darnos a conocer es mentirse a uno mismo y mucho peor terminar creyéndose su propia mentira.Para tener y conservar buenos amigos nada mejor que ser auténticos, sinceros y veraces. Así te siento a tí, por eso te llamo:querida Anita. Besos de paz y amor:M.Luisa

  8. Yo creo que si, yo por lo menos lo intento y que me pasa? pues que me creo enemigos pero me da igual, yo no voy a comulgar con ruedas de molinos.
    Feliz domingo corazón.
    P.D. A veces creo que soy demasiado transparente.

  9. Detrás de cada blog hay un ser humano que, en silencio o a voces, te dice: “estoy presente”. Merece la pena responderle: “aquí estoy” . Y si dejamos que nuestros corazones ritmen con el latido del corazón de la naturaleza, el resultado será grandioso y maravilloso.

    ¡Todo toma su tiempo!
    Con cariño,
    Betsi.

  10. Yo creo que realmente nos mostramos como somos, otra cosa es mostrar partes de nuestro carácter o vida privada que solo lo hacemos en familia o con amigos íntimos, es lógico y prudende, todos llevamos palos y hemos aprendido que mostrar las debilidades de uno solo sirve para hacer más fuerte al contrario.
    Saludos.

  11. Saludos, Ana,
    Hoy consigo entrar unos minutos a los Espacios.
    Yo creo que nada es químicamente puro…
    Ni nos mostramos talmente como somos….Ni fingimos al 1000%
    Un poco de cada cosa y sale lo que vamos plasmando en el blog, ni todo mentira, ni todo verdad….Un fuerte abrazo

  12. En lo personal considero que me muestro tal cual soy, tanto en los blogs, como en la vida real. Algunos me aceptarán tal cual soy, a otros les caeré bien o mal, no sé, ¡es difícil caerle bien a todo el mundo!, pero más triste es inventarse un personaje, para ser apreciado y aplaudido por la gente. Buen tema Ana! Besos

  13. Borges es uno de mis escritores favoritos, y el se consideraba a si mismo como timido, incluso al escribir, pero al escribir podia ir derrotando esa timidez

    Yo creo que los que escribimos somos en persona unos timidos que no nos atreveriamos a decir mucho de lo que si podemos escribir…

    Nunca sere bueno sacando una conversacion con una chica por mas que me atraiga… pero en cambio me gusta pensar y escribir de que podria ser esa conversacion inexistente

  14. Hola, Ana. Creo que llego aquí desde el blog de Morgana. Así entramos en contacto unos con otros; por un azar no tan distinto del que nos podía llevar a conversar con un desconocido con el que coincidimos en la barra de un bar (a la hora del desayuno, todo muy inocente) y, sin embargo, no es frecuente ponerse de conversación con la primera persona que uno encuentra en la barra de un bar.
    Aquí, en cambio, la persona a través de la que llegamos a la siguiente (aquella a la que llegamos a través de otra anterior y así sucesivamente hasta perder la pista original) hace un poco el papel de “anfitrión”, se convierte de algún modo en referencia y ahí parece haber un punto de apoyo, de nexo.
    Escribo lo anterior a cuenta de tu reflexión acerca de si nos mostramos como somos, y de los comentarios que ha suscitado; interesante todo ello, ciertamente.
    Así que, con permiso, también voy a opinar.
    Y empiezo con una pregunta, o con dos… ¿Cómo somos en realidad? ¿Qué es eso que cada ser humano entiende como su verdad?
    Este mundo del blogueo da unas posibilidades de relación del todo limpias y desasidas de ataduras, ni condicionantes, ni de pudores o esa especie de cortapisa que nos limita a veces por el deseo de no defraudar. Por otra parte, considero que se puede ser absolutamente veraz sin por ello estar mostrando ciertas parcelas de la propia realidad e, incluso, escribiendo cosas, o hechos, que no hayan sucedido jamás.
    ¿Sería eso mentir? ¿Estaríamos engañando a quien nos lee?
    Pienso que la verdad de las personas que escribimos en este medio se trasluce en el “entrelineas” más que en la literalidad de las palabras ni de lo relatado; es más, creo que es algo que ni siquiera merece el ser cuestionado. Muchas veces me ocurre, cuando leo algo, que me quedo pensando, preguntándome si será realidad o ficción; suelo terminar renunciando a intentar adivinar la respuesta y quedarme sólo con qué tipo de sensibilidad me sugiere lo escrito, y me alegro, incluso, de “conocer” a las personas de forma tan incompleta, tan al sesgo, y poder así imaginar a mi antojo a alguien a quien no estaré tampoco falseando porque estará siendo, para mí, “mi persona”, la que yo he creado, la que nada ni nadie podría jamás crear igual.
    Y desde esa idealización nos relacionamos, y está bien, y es suficiente. Ocurre también, sin embargo, que por esa especie de inclinación que tenemos los humanos a pretender entenderlo todo como materializable, asible y asimilable, terminamos de algún modo depositando en esa idealización las mismas expectativas que pondríamos en la persona de carne y de hueso con la que si de verdad estuviera ahí, a nuestro lado, y enfrentados ambos a la cotidianidad, y a las diferencias de opiniones e intereses y conveniencias, las cosas serían muy distintas…
    Es quizá por eso que en los blogs todo el mundo se muestra cortés. Y es que… ¡es tan fácil ser cortés con los que no nos van a dañar!
    ¿Y no es bonito ser cortés cuando la realidad, el trato cara a cara, suele ponernos tantas zancadillas haciéndonos tropezar en las piedras de desavenencias y malos humores?
    Así que no. No nos mostramos como somos… o “como imaginamos que somos” porque — y esa es otra —, ¿nos conocemos o actuamos como pantallas de nosotros mismos?
    Casi, diría yo — y creo que hay culturas en las que se practica como signo de respeto hacia los demás — lo ideal sería mostrar lo menos posible de lo que tenemos por “nuestro yo”, y a lo mejor ahí afloraba el auténtico al que tal vez nos vamos a morir sin conocer aun siendo el nuestro.
    Puedo haber escrito una sarta de insensateces, desde luego…
    Un saludo

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s