PRESCRIPCIÓN FACULTATIVA

Josefa estaba triste, melancólica, apagada… en fin, que no sabía lo que la pasaba, no la dolía nada, pero no se encontraba bien.

No tenía familia, pero vivía bien, no la faltaba trabajo, (era abogada) y era dueña de un bonito apartamento. Todavía era joven, tenía 40 años, y aún no se notaba el paso del tiempo en su piel.

Siempre bien vestida, siempre recta y sabiendo que decir en cada momento. Conocía mucha gente, por su trabajo sobre todo. Peor luego, llegaba el fin de semana, y se lo pasaba en casa con un bool. de palomitas, viendo películas de los años 50.

Poco a poco dejó sus relaciones de amistad, porque sus amigos se fueron casando o se trasladaron de ciudad, y al final, todo se reducía a trabajo y trabajo, y un piso vacío, lleno de libros y películas.

Como veía que no se le pasaba su malestar decidió ir al médico. Buscó al mejor, se lo podía permitir, y le dieron hora para una semana después.

Llegó a la consulta y esperó su turno, y cuando le tocó entrar, se encontró con un doctor mayor, con pelo blanco y sabiduría en los ojos. Pensó que era mas joven, pero no le desagradó.

Dígame Josefa ¿que la pasa?.. la preguntó con voz serena.

Ella le dijo sus síntomas, como se sentía, y él mientras escribía el informe, después la auscultó, la tomó la tensión y la hizo un reconocimiento.

Y seguidamente, cuando ella volvió a sentarse, el doctor se la quedó mirando y la dijo:

Ya sé lo que la pasa.

¿Como? dijo Josefa,- no puede ser. No me ha mandado ni análisis ni radiografías.

No me hace falta, porque usted lo que necesita es que la abracen y la besen.

Y por prescripción facultativa, a partir de ese día, Josefa debía sonreír, intentar hacer amigos, y dejar sobre todo que la abrazasen y la besasen.

Y comenzó a sentirse mejor…

ANA RIVAS

Anuncios

20 pensamientos en “PRESCRIPCIÓN FACULTATIVA

  1. A las buenas noches:

    No soy medico, pero vamos, siempre dije que los abrazos y los besos son la mejor medicina. La mejor.

    Cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos

    Shi

  2. Curiosa medicina que se puede recetar pero no comprar. Productos de la farmacia Azul: “Besitos en cápsulas”, “grageas de mimitos”, “jarabe de achuchón”, “caricias efervescentes”. También había supositorios de algo, pero no recuerdo de qué.

    Saludos, amiga. A muchos nos vendría bien una receta así.

  3. Del trabajo a casa y de casa al trabajo, los fines de semana viendo pelis y comiendo palomitas… menudo planazo. El tiempo pasa, la gente hace su vida, busca su hueco, personas, momentos para compartir, lo tendrá que buscar también Josefa.
    Saludos 🙂

  4. Me imagino que el médico le confirmo lo que ella intuía, no es fácil que una persona a una edad que ya tienes una experiencia encontrar a otra a quién abrazar o que te abrace, no,eso no se vende en las farmacias.
    Saludos.

  5. “Llegaba el fin de semana, y se lo pasaba en casa con un bool. de palomitas, viendo películas de los años 50.”
    Y seguro que diría: y soy muy feliz, ¿pasa algo?

  6. La soledad a una cierta edad es causa de muchos males….Hay que procurar cultivar las amistades, y ser cordial, dando abrazos se reciben también. Importante esta entrada, amiga. Un abrazo

  7. Mi hijo cuando está pachucho , la única medicina que quiere , son los besos y abrazos que sanan .
    Que disfrutes del finde .. un abrazo

  8. ESTOY DE ACUERDO CON TODAS, UN ABRAZO Y UN BESO ES UNA BUENA MEDICINA; PERO DIGO YO QUE ALGO MAS DE ALEGRÍA PARA EL CUERPO…. (YA ME ENTENDEIS) TAMPOCO LA VENDRÍA MAL

    FELIZ FIN DE SEMANA

  9. ¿Por qué pensáis que nos mandamos tantos besitos, abrazos y achuchones aunque sea por este medio, y además algunos somos “amigos virtuales” desde hace varios años?
    Porque siempre alegran la vida de quién los da y de quién los recibe.
    Eso sí, ninguno supera los que se pueden tocar, pero cuando los damos con muchas ganas, traspasan la pantalla.
    ¡Muchos besitos! 😀

  10. Ana,por fin he podido llegar a tu espacio
    Es muy importante sentirse querida…y poder recibir un fuerte abrazo que te haga sentirte querida,de un esposo, un hijo,un amigo,un padre, un hermano. Que te quiera de verdad,porque su abrazo, es la mejor terapia para quien lo sabe recibir, y lo dar.
    Un abrazo muy fuerte para ti Ana.Gracias por tu comentario en mi espacio

  11. Hola, ola de mar..
    me recuerda a una historia personal, sip. Cuadno yo tenía dieciesis años era así, no sonreía, siempre callada, un poco triste, pensativa. Un amigo que aún mantengo en la actualidad ( mi profe de filosofia),me preguntó porque no sonreía. Le dije que no tenía motivo. y el que sonrerir con algún motivo no tenía mérito, que había que sonreir para los demás: por prescripción de consejero amigo, empecé a sonreir para otros, y a raíz de ello, empecé a ser una persona que también se sonríe y un poco más feliz.
    Un beso, del Aire

  12. En el abrazo sentido, sincero, afectuoso, se experimenta la fusión de dos almas creadas por amor que al darse mutuamente producen sanación espiritual y alivian los dolores físicos.Cuando mis nietos ya crecidos, me envuelven en sus brazos y me dan el beso en la frente como lo hacía mi padre, te aseguro Anita,que me olvido de todas mis dolencias. Te abrazo muy fuerte. M.Luisa

  13. Sabia receta amiga, siempre digo que los abrazos y besos son la mejor medicina para un corazón triste y acostumbrado.
    Hay muchas Josefas e incluso me atreveria a decir que todos nos hemos sentido asi alguna vez.
    Te dejo un saludo de fin de semana y miles de besos y abrazos curativos
    Muacksssssssssss

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s