LAS DOS FAMILIAS

Conozco a dos familias muy diferentes.

En una de ellas, hay dos hermanas que siempre van juntas, se llaman TRISTEZA Y PENA. Nunca se separan, y cuando deciden ir a comer al mismo restaurante, siempre se les une su prima MELANCOLÍA. Cuando llevan comiendo un rato, aparece la madre de las dos primeras que se llama DEPRESIÓN. Nunca están contentas, y a su alrededor hay un halo de niebla. Si alguien se les acerca, se contagian y se vuelven apáticos como ellas.

En la otra familia, también hay dos hermanas, se llaman RISA Y ALEGRÍA. Cuando se enteran que TRISTEZA Y PENA van a ir a comer, procuran aparecer en el mismo restaurante y llaman a su prima SONRISA para que se las una. Después viene su madre FELICIDAD, y todas juntas contagian al resto del restaurante de su armonía.

La familia de DEPRESIÓN, no siempre se involucra y hacen una piña aislándose, pero hay días que FELICIDAD consigue entablar conversación con todas ellas, y al final se sientan juntas a comer. Es un trabajo arduo pero los días que se sientan en la misma mesa, DEPRESIÓN, y sus hijas y sobrina TRISTEZA, PENA Y MELANCOLÍA olvidan sus miedos y la cara las cambia. Eso ya es suficiente para FELICIDAD, RISA, ALEGRÍA Y SONRISA.

ANA RIVAS 

Anuncios

17 pensamientos en “LAS DOS FAMILIAS

  1. Yo solia coger muchas depresiones y subrir mucho, hasta que me enseñe a mirar más por mi y intentar pasar de todo los malo. Por eso siempre voy con una sonrisa intento ser feliz, porque para los poco que vivimos tenemos que mirar más por nosotros. feliz marte y bonita entrada. Besos amiga

  2. En la vida real alegria, sonrisa, melancolía, depresión, optimismo son parientes casi casi siameses. Unas veces parece que tira más de todos depresión y otras sonrisa. Pero siempre al lado.
    Hoy quizá melancolía esté más activa. Mañana serán sonrisa y confianza.
    Un abrazo.

  3. Ana, en este relato que presentas, estamos todos identifica-dos,
    a lo largo de la vida pasamos por diversas etapas,
    tal vez para poder comprender-nos y comprender a nuestro prójimo, y así poder ser comprensivos con ellos.
    Lo maravilloso sería, que aprendiéramos de nosotros mismos….para después ser conscientes de ser útiles a los que vemos que lo están pasando mal, y poder transmitirles ese aliento que tanto necesitamos todos en nuestra etapa de la vida. Hoy por ti, mañana por mí….
    Ana un cariñoso abrazo

  4. Hoy no es buen día para querer identificarme con una de las dos familias, pq no quiero pertenecer a la primera pero.. me envían carta de invitación :/

    Un beso,, y buena tarde :*

  5. Creo que todos convivimos con esas dos familias invitadas permanentemente a nuestra mesa, hay días que se hacen notar más una y otros, otra, pero nunca estaremos con una de las dos para siempre.
    Besos 🙂

  6. Vaya familias mas dispares pero tan asiduas en todas nuestras vidas…..hay dias para todo pero desde luego procurar arrimarse a la risa aunque se nos escape alguna lagrimilla
    Besitos con alas….muakkk

  7. Hola, ola de mar…
    Mmmm, igual con esta historia que había leído antes…no se, si imaginamos a los sentimientos como una familia, y los vemos como tales a nuestro lado, quizá podamos animar más a uno que a otro, alejando a los no deseados, apartándolos con las manos de nuestro pensamiento.
    Un beso, del Aire

  8. Hola Ana, por casualidada eres acuario? no? bueno disculpa por no venir estos días, pero ya sabes que no estaba bien.
    Preciosa entrada, yo reconozco que pertenezco a las dos familias.
    Un besito guapa!

  9. Ana yo tambien conozco a algun ingrediente de esas dos familias,Pero sabes tenemos que saber llevarlas..Yo ahora quiero la salud,la alegria,y no siempre me acompañan
    Besitos wuapa

  10. Menuda familia. No me gustaria volver a terminar como la primera. /Experiencia propia/, pero no de hermana, sino de familia, y por mas que nos hemos puesto de nuestra parte, hemos terminado como la tristeza y la pena, pero en fin..la viada es asi.
    Buen post
    Otro saludo por aqui

  11. Conozco muy bien a las dos familias, ultimamente pasan conmigo más tiempo las primeras, aunque lucho muchisimo por estar bien.
    Un beso Ana

  12. De la segunda familia también vengo, y una que otra también me acercó a la nostalgia, la saludo y le pregunto algunas cosas, reflexiones, añoranzas entre otras, a veces quisiera hacerse buena amiga, pero prefiero ahuyentarla para que no se quede por aca estacionada.
    SALUDOS

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s