LA ÚLTIMA BATALLA

Los soldados ya estaban colocados en su posición. Tenían orden de avanzar en diagonal.  Esperaron la señal y comenzaron  la marcha.

Sus órdenes eran atacar la torre enemiga y dejar despejado el camino para la caballería. El soldado más joven miró a su derecha y vio a otro guerrero con la cara tan asustada como la suya. No se veía nada; habían aprovechado la noche sin luna, pero sabían que el ejército contrario tenía la misma orden así que a la vez que atacaban debían defender su posición.

Empezó la batalla. Sólo veía bolas de fuego que desde las almenas enemigas disparaban hacia ellos. Dejó de ver a sus compañeros pero él continuó como pudo, escondiéndose entre las malezas del camino.

 De repente se encontró un caballo que venía hacia él. No supo que hacer, pero en cuestión de segundos vio cómo cayó por las balas de sus compañeros. Se acercó y sin pensárselo  atravesó al jinete con su machete. Eran él o el otro. Lo sintió por su familia.

Con la poca luz de las bolas de fuego creyó ver la torre de vigilancia del ejército enemigo. Le había parecido que estaba más lejos pero no se paró a pensar porque estaba ahora tan cerca.

Siguió avanzando, si conseguía llegar, serviría de ayuda a sus compañeros de caballería. Ya le quedaba poco y parecía que lo iba a conseguir. Miró a derecha e izquierda y no vio a nadie de los suyos, no sabía si habían caído. Pensó en su madre y su prometida. Las vería pronto, lo iba a conseguir. No se dio cuenta, pero por su derecha apareció un soldado a caballo y lo último que vio fue su cara.

 

PABLO, TIO, ME HAS COMIDO MI ÚLTIMO PEÓN.

¿QUÉ CULPA TENGO, ALBERTO, DE QUE SEAS TAN MALO JUGANDO AL AJEDREZ? DOS MOVIMIENTOS MÁS Y TE HAGO JAQUE MATE.

ANA RIVAS 

Anuncios

29 pensamientos en “LA ÚLTIMA BATALLA

  1. Es como la vida misma un juego de ajedrez Y cada dia nos toca movernos
    Solo tenemos que saber como mover la pieza de la vida y hacerlo bien
    Jajajajajajaja
    Besazossssssss

  2. Es la primera vez que veo en el juego del ajedrez verdadera emoción, quizás debería tomarmelo asi cuando juegue, será mucho más divertido.
    feliz semana Ana
    Un beso

  3. A las buenas noches:
    Nostanadamal, jajajaja, una partida de ajedrez, oye, que sean así todas las guerras.
    Cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos
    Shi

  4. Los paralelismos del ajedrez con la vida humana son evidentes. Al principio, todo es posible. En el tramo postrero de la vida, ya sólo queda una jugada posible: seguir manteniendo con vida a la única ficha que va escapando por el tablero. Pero ya se sabe que no hay posibilidad de ganar.

    Abrazos y super cariños !!
    Betsi.

  5. Me ha gustado tu relato de la batalla sobre el tablero.
    He sido jugador de ajedrez durante años en las ligas comarcales y sé lo que significan esas guerras. Sólo una corrección, si me permites, los peones van de frente y matan en diagonal, los amos de las diagonales son los alfiles y, como no, la dama.
    Un saludo.

  6. ¡Como a todos, me has sorprendido, Ana, te felicito!
    ¿Y si en sus cabecitas de madera o marfil (vaaaaale, ya sé que también las hay de plástico, pero es un material menos “noble”), me he ido tanto por las ramas, que retomo: ¿y si en sus cabecitas de madera o marfil hubiesen sentimientos como los que describes, y su destino dependiera de la habilidad de cada jugador?
    Muchos besitos rellenos de cariño, preciosa!!!

  7. Mundos y personajes fantásticos con los que convivimos cada día. Puedo imaginar lo que vio el pobre peón en sus últimos momentos. Muy buen relato y mejor el final.
    Saludos Ana.

  8. Hola Ana Azul, te he visto en los blog de algunas amigas, entré a tu blog y me gustó , es hermoso y con mucha cultura … Me gustaría ser tu amiga, si estás de acuerdo poneme en la lista de tus contatos…yo ya lo estoy haciendo…Besos y cariños..

  9. Muy bueno Ana, no me imagine para nada ese final, ya me imaginaba el campo de batalla y la sangre corriendo, pensé “no, no me hables de guerra” pero afortunadamente se trataba de una partida.
    Saludos

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s