LA SEÑORA VICTORIA

La señora Victoria era mi vecina desde hace 25 años. Siempre fue amable y cariñosa, sobre todo con los niños.

Cuando vinimos al barrio, en nuestro bloque, ella y su marido eran los mas mayores. Todavía no eran ancianos, pero los demás eramos parejas jóvenes que comenzábamos una nueva vida.

Yo siempre la llamé así, señora Victoria, y a su marido señor Félix.

Cuando nació mi hijo él se puso muy contento.

-Un niño nuevo en el bloque- me decía (los que nacieron antes ya eran mayorcitos) y siempre le decía alguna cosita.

Cuando él murió, la señora Victoria empezó a apagarse. Adelgazó y empezó a encorvarse sobre sí misma.

Las vecinas estábamos pendientes.

-Señora Victoria ¿que tal está usted hoy?

-Aquí andamos, como siempre hija, pero hoy he andado hasta el estanque de los patos.

-Muy bien, es lo que tiene que hacer, salir y pasear.

Y siempre me decía:

-Como se está poniendo tu Alvaro, si lo viera Felix, ¿te acuerdas de lo que le gustaba decirle cosas?

-Si señora Victoria, me acuerdo.

Era muy creyente y no faltaba a su misa, varias veces la ví en la parroquia.

Pero pasaron algunos años desde la muerte del señor Felix y cada día se encogía un poco más. Cuando la hablábamos, se ponía a llorar y más que enfermedad física, que las tenía, de lo que sufría era de enfermedad del alma.

Últimamente venía una chica a ayudarla. Los hijos venían, pero como no podían estar aquí las 24 horas tuvieron que acudir a esta solución.

Llevaba unas semanas sin verla, y mi vecina Mati, la que vivía al lado, me dijo que se la tuvieron que llevar al hospital.

Hoy me he enterado que la señora Victoria murió el jueves santo. Aunque ya tenía 84 años, me ha dado mucha pena, porque era una de esas personas que irradiaba paz, y me entristecía verla tan abatida.

La foto que pongo hoy en esta entrada simboliza la mano de Dios, porque creo que así la ha recibido el día que se fue con Él.  Seguro que ahora está con su Felix al que tanto echó de menos.

Me gustaría no olvidar nunca a la señora Victoria, que fue siempre tan amable con mi marido, mi hijo y conmigo.

Descanse en paz.

Ana Rivas

Anuncios

26 pensamientos en “LA SEÑORA VICTORIA

  1. Aunque sabemos que es ley de vida, siempre es duro aceptarlo. Tendrás, junto a su ausencia, el recuerdo de su presencia, que pronto será más fuerte que la sensación de que te falta.

    Y ella seguro que descansa en paz.

  2. Me gusta el cariño que tus palabras transmiten hacia esta mujercita ya anciana, porque normalmente pasan desapercibidos y solos….
    Seguro que ella ya está feliz…ya no esta llena de esa ausencia…es luz…compartida con quien mas deseaba….
    Un abracito lleno de cariño para ti hoy….muakkk

  3. Vreo que mi sensibilidad hoy, está en su punto maximo, pues, se me ha hecho un nudo en la garganta amiga.Mi humilde que en paz descance, a la Sra Victoria, que seguramente, estará con su esposo, alla donde dicen que van las almas buensas. un beso

  4. Hoy esta raro el dia, pasa a veces en los blogs, leo tristeza y muerte por todos lados (incluso he escrito un poema sobre eso antes de empezar el dia) Supongo que pasa lo mismo fuera de este mundo virtual, como en el caso de la señora Victoria, es bueno saber que siempre hay alguien que piensa en los que se van… otra forma de que sigan vivos.
    Un saludo Ana.

  5. Se acabó el combate para la señora Victoria. Ya no habrá para ella lágrimas, ni llanto, ni sobresaltos. El sol brillará por siempre sobre su frente. Duerma su alma inmortal para siempre en la paz eterna, en el seno insondable y amoroso del Dios de la misericordia.

    Querida Ana, abrazos fuertes y sentidos !!
    Betsi.

  6. La gente vive para siempre en los recuerdos…

    No soy la persona mas apropiada para dejar mensajes de condolencias, pues esto me complica en base a mis propias creencias sobre la muerte y la vida. Sin embargo, te dejo los mejores deseos y mucha fuerza. Es lo mínimo que puedo hacer.

    Ella debe de estar en un lugar mejor ahora. Seguro que sí.
    Saludos

  7. Que hermosa imagen, bueno es inevitable sentirse triste cuando alguien se va, a mi siempre me queda el consuelo de que no es un adios si no un “hasta luego” un “despues te veo”, por tu amiga Victoria me alegraria tanto por ella por que por fin su tan anhelado deseo de volverse a encontrar con Felix se hizo realidad, imagina que feliz debe estar ahora, y cuantas cosas le platicara a su amado, seguro le dirá que Ana su esposo y su hijo siempre fueron muy amables con ella, y desde alla te bendeciran los dos.

  8. Es una pena, cuando se muere la persona que esta a su lado se apagan , donde yo vivía paso lo mimo con un vecino. Es asi la veda y una se muere de pena, dicen que no, pero yo digo que sii. Besos amiga

  9. Buenos días Ana, hoy hace un día primaveral de verdad.
    Yo creo que casi todas hemos tenido una señora Victoria en nuestras vidas, la mia se llamaba Lola…bonita historia Anita llena de sentimientos

  10. Sí que es una pena amiga Ana…Porque aunque la edad no perdona uno se acostumbre a la compañía de estas `personas tan entrañables y cuando desaparecen de nuestra vida es como si nos faltase algo.
    Que Dios la tenga en su gloria…Descanse en paz.
    Gracias Ana por comentar todos los fondos que hice…Me parece un gesto por tú parte de gran amistad…Cuídate…Besitos

  11. El texto es precioso. Transmite sentimientos a flor de piel. La pareja de ancianos dejaron su impronta en tus recuerdos.
    Por ti y por ellos, la mejor música en ocasiones es el silencio de un pensamiento.

    Hasta otra, Ana.

  12. Y seguro que no la olvidaras nunca, mas o menos yo he vivido algo muy parecido,solo que yo estube la noche que mi vecina murio,una muerte que jamas olvidare y que de alguna manera me ha marcado por que fue inesperada y muy fuerte de de presenciar,pero me alegro de aver estado alli al lado de su hija en esos terribles momentos… besotes y recuerdalos siempre con cariño

  13. Siempre que haya alguien que los recuerde con ternura, tanto la Señora Victoria como su esposo seguirán vivos en este lado también.
    Un escrito lleno de ternura hacia unos ancianos que se han ganado tu afecto por su forma de ser.
    Ojalá hubiesen muchos más como ellos, personas que nos acompañan en una etapa de nuestra vida, sembrando cariño…
    Muchos besitos, para ti y también para tu Álvaro 🙂

  14. ¡Hala Madrid! ¡Hala Madrid! y ¡Hala Madrid,! ERES GUAPISIMA JOOOOOOO BESOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

  15. Cuando se quiere de verdad, y aunque no corra nuestra sangre por sus venas, es como si fueran ell@s algo nuestro, l@s adoramos; y seguro que la Señora Victoria, os tendra a ti y a tu hijo en un rinconcito de su alma.
    Precioso y triste a la vez lo que has escrito.
    Hasta luego.

  16. es muy triste cuando los seres queridos se nos van ,, pero tu vecina te deja la paz que irradio, te deja seguro hasta la sabiduría en sus palabras cuando ella se dirigía hacia los demás ,,el consuelo es saber que descansara en paz junto con su esposo Felix ,, aunque algunos dirán bueno y como sabemos que pasa más allá de la muerte,, pero se supone que debe ser así,, tener fe ,,,,,,

  17. hola amiga siento venir tarde a tu entrada,Pero llevo una semanas algo liada
    y esta entrada me gusta porque por motivos familiares tengo a mi madre que no puede andar mucho

    Pero aun la tengo
    Un beso wuapa

  18. Pues, recordarla, o más bien, recordarlos, es un gran homenaje. Seguro que ahora son dos ángeles que ahora derraman la paz y amabilidad que tenían en la tierra en forma de protección.
    Un abrazo, Ana.

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s