EL PRÍNCIPE AZUL NO EXISTE… ¿O SÍ?

 

ESTO ES SÓLO UN RELATO. ESPERO QUE OS GUSTE.

Recuerdo el día que te conocí. Tú estabas sentado en el banco del parque y yo pasaba por allí dando un paseo y me llamaste la atención y la verdad, no sé por qué, porque tenías barriguita, estabas sentado con los brazos extendidos en el respaldo del banco y todo desparramado, que parecías un bulto allí puesto de cualquier manera, pero, chico, que quieres que te diga, me  fijé en ti.

Inmediatamente el motorcito que tengo en el lado derecho de la cabeza empezó a funcionar y noté unas palpitaciones algo sospechosas, no porque estuviera sintiendo el amor, sino porque no era normal que ya no me llamaran la atención los tiazos, sino un tipo normal, más que sentado, tirado en un banco del parque. ¡Algo no funcionaba!

Y eso tenía que ocurrir por dos motivos.

1: Que me estuviera haciendo mayor y mi subsconciente me preparara para conformarme con lo que fuera.

2. Que directamente hubiera asimilado sin darme cuenta que eso del tío estupendo no era más que un cuento chino para princesitas que buscaban su príncipe azul.

Y me di cuenta que la segunda solución era la acertada, que son los hombres normales los que habitan la tierra, y que no había que darle mas vueltas.

Además, que narices, para que iba a pensármelo más (una no debía perder el tiempo), y sí alguna parte del corazón o del estómago, o de algo mas abajo me decía que tú eras mi hombre, pues es que lo eras.

Que no existe el príncipe azul, ya lo sé, bueno…, será para otras. Porque a partir de ese día tú te convertiste en el mío. Y comenzamos a vivir una vida de lo más normal, pero con un castillo flotante que pululaba por encima de nuestras cabezas.

Con tu barriguita, tus cuatro pelos, mi celulitis y mis cartucheras, nos parecíamos más a Shreck y a Fiona, que a Blancanieves y su príncipe. Pero que más daba, pudimos comprobar, que los cuentos también existen.

ANA RIVAS 

Anuncios

20 pensamientos en “EL PRÍNCIPE AZUL NO EXISTE… ¿O SÍ?

  1. Ana que bello relato, yo como ya tengo mi príncipe Azul, el cual respeto y le doy mucho cariño, aunque ávido tormentas, pero nada logro que nos separamos. Es bello lo que has escrito me gusta mucho. Besitos amiga y gracias por tu cariño

  2. Shreck y Fiona.. es una imagen hermosa.
    Pienso que cuando nos enamoramos, es todo el conjunto; y la belleza, la tienen los ojos que miran, y puedes verlo tan … hecho a tu medida, que pareciera que todo es posible junto a él.

    Romántica realidad :), vivan los Shrecks, y las Fionas.

  3. ¡Que bonitoooooooo!, me ha encantado tu relato, Ana!!
    Tierno, entrañable y con sentido del humor 😀
    Sí que existen, ¿ves?, solo que el amor nos lo pinta del color que se le antoja.
    ¡¡Muchos besitos, corazón!!

  4. A las buenas noches:
    Nos por dudar, que muchas veces dudo si existe el príncipe azul, pero eso de que tiene que ser un tiarrón guapísimo, pues sí, con tal que para una lo sea qué más dará, ¿o no?
    Pero te contaré algo que cuesta creerlo, don soseras cruza un ojo, con las gafas no se le nota, pero, la cosa fue, que no se lo ví hasta por lo menos 10 años de estar con él, y eso que se quitaba las gafas y él, mira, y yo, qué…. Y, espera que esto es peor aún, cuando nos casamos, incluso antes, pero la nota fue cuando nos casamos; mirando la foto de la boda yo decía: pues qué no sé quien es el de la foto, acertaba en que era don soseras, pero no identificaba nunca su foto con su imagen, y si le veía por la calle, pues no sabía quien era, y, o me llamaba él o nastis,; tan solo tenía muy claro que a su lado me sentía bien y tal y como ahora, si me abraza el mundo desaparece.
    Años después, ya había nacido la abre, le vi en la cocina sentado y me dije, hostí tu que wenorro questa, y fue como enamorarme de su imagen. Por tanto, no creo que sea necesario que un príncipe azul sea un tiarrón de flipe, que mi soseras lo es, pero, puesto que, ya ves, llevamos juntos creo que desde el arca de noe, vamos, unos 28 años, de los cuales, más de diez, no identificaba su imagen y he de reconocer que, de príncipe azul tiene mucho, con manchas verdes y a topos, pero sí, mucho.
    Cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos
    Shi

  5. Yo no creo en príncipes azules, ni en princesas (¿seré republicano en el amor?) De todas formas, no olvides que Fiona era una princesa, y Shrek se convirtió en Príncipe.

    Saludos.

  6. no encontre ninguno azul..jaja
    pero tengo uno de tantos años.que me da .. tanto amor….
    que puedo decir…que si !!!!!!!!!!!..
    hermoso como lo has relatado….Ana….
    me encantó……
    besos…..
    mir……..

  7. Los cuentos se hacen reales cuando nosotros les damos dicha realidad.

    Uno puede buscar siempre lo irreal, y difícilmente lo ha de encontrar. En el fondo esa es superficialidad al buscar aquello que sólo nos satisface a nosotros; ¿Que hay de aquella persona a la que van dirigidas nuestras intenciones, por ejemplo?

    En fin. Es mejor vivir la vida sabiendo que las grandes historias surgen en la casualidad, en el mismo día a día. Jorge (lupus solitarius) lo expresó bien.
    Un abrazo

  8. ANA ..YO CREO QUE CADA UNA TIENE SU PRINCIPE AZUL …YO NO SE SI ES PRINCIPE …PERO LO TENGO Y ES GRANDIOSO , DEL COLOR QUE SEA , AZUL BIÉN …ES UN HOMBRE MARAVILLOSO QUE ME DEVOLVIÓ LAS GANAS DE TODO Y POCO A POCO VUELVO A VIVIR !!
    VIVA MI PRINCIPE AZUL!!

    VAMOS CON EL PREMIO AMISTAD….SI TOCA , BESOS !!

  9. hola wuapa,segun se mire y como lo tengas tu en tus pensamientos existe o no..Si encuentraas la felicidad el Pricipe existe..Si te sale mal.Tienes una rana y no un pricipe
    Un besazo ANA

  10. Y por que vamos a dejar de creer en los cuentos? y en los principes azules? (de que color son las princesas???), por que dejar de creer que hay un amor por ahi pululando que se creo solo y exlusivamente para ti?? Acaso no somos una pieza de un puzzle de dos?? Pues a esperar que la providencia este de nuestro lado y nos crucemos con esa otra pieza que encaja perfectamente con nosotros. Y si no lo es, pues sera otra… lo peligroso es conformarse cuando hay amores que sacuden las columnas que sujetan el cielo. Y yo, personalmente…. es lo que quiero.
    Besos desde el otro lado de la lluvia.
    ^^

  11. Hola Ana…Gracias por tan precioso regalo lo he colocado en mi espacio con un vínculo al tuyo…Gracias de nuevo.
    Niña mira yo no sé muy bien como hombre que soy decir lo que voy a decir…Pero lo diré y ya está…jaja
    Los príncipes azules para mí que no existieron ni existirán nada más que en las pelis tipo Sisi Emperatriz…Los demás estamos desteñidos y de azul nos queda poquito.
    Pero me imagino que lo mismo que la mujer hace de su humilde casa el mas majestuosos de los castillos…Así le debe de pasar con su hombre…Que para ella su pareja es como un ser mitológico sacado de un cuento de hadas…Libre de taras…jaja…Y asi debe de ser…Cuando este hechizo se rompa…Eso cada uno por su lado y si te vi no me acuerdo…jaja
    Que tengas un feliz día y dulces y placidos sueños…Besos

  12. Ya lo di en su momento, Ana, pero de eso hace mucho, y han cambiado tantas cosas, que algunos lo recibiréis por primera vez, y para otros, será repe:

    Desde el cariño, por supuesto 😉

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s