LA CAJA MISTERIOSA

Un día caminando sin rumbo fijo, e intentando encontrar no sé muy bien qué, me encontré una caja hecha de coral y mármol, que brillaba bajo los rayos del sol. Las olas del mar la balanceaban, (se me olvidaba decir que paseaba por la orilla de un mar precioso). La tarde anterior había habido tormenta y el agua que antes había sido gris y turbulenta, pasó a convertirse en cristalina y brillante.

Cogí la caja y la abrí y dentro no había mucho, algún recuerdo, un par de pensamientos y muchas ganas de vivir. No sabía muy bien como utilizarla, pero era tan bella, por fuera y por dentro, toda forrada de terciopelo rojo, que tenía que llevármela conmigo.

Gracias a un buen consejo de alguien que me quería decidí llenarla con mas vivencias, las que algunos conocían y las que tenía guardadas bajo llave. Empecé a meter flores, retazos de historias y amigos nuevos que se iban cruzando por mi camino. De algunos, de casi todos, sólo conocía sus palabras, pero eso me servía para que cada vez cupieran mas cosas en ella, a veces felicidad, a veces tristeza, pero siempre amor.

A pesar de estar cada vez mas llena esa caja tan misteriosa, no pesaba nada, y todos los días deseaba abrirla, para ver que había en su interior. Lo que había metido yo lo conocía, pero quería saber lo que metían los demás, y me hacía feliz comprobar que me estimaban y se fijaban en lo que había dentro.

Pero un día dejaron de meter cosas, yo la seguía llenando para que no se quedara vacía, porque descubrí que si pasaba eso, debía dejarla otra vez junto al mar donde la encontré. Pero casi nadie se acordaba ya de que tenía una caja muy bonita a pesar de que muchos me habían pedido la llave, así que me temo que cualquier día tendré que cerrarla y abandonarla otra vez para que las olas del mar jueguen con ella y se la den a otro.

Yo no quiero abandonar esta caja tan maravillosa y misteriosa, así que seguiré metiendo experiencias, historias, poesías y sentimientos, y espero que algún día vuelvan otra vez a pedírmela para meter cosas nuevas que no sólo sean mías.

 ANA RIVAS

Anuncios

20 pensamientos en “LA CAJA MISTERIOSA

  1. Ana, quiero que me hagas un huequito en la caja.
    Precioso texto lleno de alegorías .Una caja que , espero, no se cierre nunca.
    N.B :A las 11:00, tienes a SuperTom en casa…Para la limpieza; – )

  2. Sigue metiendo cosas en esa caja Ana, y espero yo estar dentro de ella también.
    Cada día escribes mejor y me llegas más.
    ¿Te gusta mi nuevo look? a que si?
    Bueno voy poquito a poco levantando el vuelo como buena gaviota que soy
    Un besito!!

  3. A los buenos días:
    Es un buen tema el que traes hoy Ana, la propiedad de los sentimientos, todo eso que hace de la vida algo más que un paso por ella, y sabes? si me pongo a pensar un poco, nada es mío solamente, pues lo importante y, en un a la vez, lo que no tiene ninguna importancia, al fijarme de qué está hecho, pues por simple observación (como si fuera un científico) pues veo que, todo y cada uno de los recuerdos, incluso poemas, sentimientos que parecen tan únicos, en realidad están compuestos de muchas cosas, ya que, todo está lleno de nombres, vivencias que he compartido, incluso las más tristes, así que, si encuentro esa caja, al llenarla, será imposible que la llene solamente de mis cosas, sin dejar de incluir , aunque no me dé cuenta, las de todos esos con los que compartí y despertaron todas esas sensaciones-sentimientos, que como parecen tan únicos, pero para nada son sólo míos. Así que tenga quien tenga esa caja, al final, sospecho que se llenará de muchos de esos todos con los que voy tropezano en mi vida..
    Cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos
    Shi

  4. Un texto precioso.
    Nunca cierres esa pequeña caja, ya que en algunos momentos conviene abrirla para darse cuenta de lo importante que tenemos y de lo valiosa es la vida.
    Quiero que me des la llave de esa caja. Así yo también podré meter cosas en ella. 😉

    Un saludo,
    Blanca 🙂

  5. hola,bonito escrito esa caja no debes cerrarla ni abandonarla en el mar.Tienes que seguir llenándola de sentimientos y buenas proposiciones.Buen jueves,Besos.

  6. nUNCA TENDRÁS ESA CAJA VACÍA, NUNCA!!! POR TODO LO QUE LEO TUYO, NO CREO QUE QUEDE VACÍA , QUERIDA!!!, AHORA PONLE ESTOS BESOS QUE TE DEJO !!!!! MUAK, MUAK MUAK……………………………………..

  7. Ana espero que no me olvides en esa cajita y aunque tarde no me olvido de las que pasan por mi vida
    Mi amistad es sincera
    Besos de corazon

  8. Deposita en ella, todo lo mejor que pasa por tu vida, todo lo que haces con amor aún cuando duela, y la verás brillar por dentro y por fuera .Si algún día comenzara a pesar , revísala, es posible que camuflado haya entrado envidioso el mal ¡elimínalo!!! , porque el BIEN NO PESA Y HACE LIVIANA LA HISTORIA DEL HOMBRE!
    Besitos:María Luisa

  9. Hola Ana…Bonito y interesante relato el que públicas hoy…No sé porque pero últimamente nada más que encuentro en mi mar este donde vivo …Paseo y sueño…Cajas cerradas y por supuesto su dueñas porque estas sí que las tienen…Le pusieron la llave para que nadie las pudiese abrir.
    Espero que esta tuya se mantenga por mucho tiempo abierta a la amistad y los sentimientos compartidos…Besitos y como seguramente mañana no pueda porque viajo…Feliz fin de semana.

  10. yo no la cerraría… muchas veces no te hará falta ni abrirla pero sabes que está ahí llena… para ti, para seguir también completando tu alma y respirando tu propia esencia… seguro que te la piden, de una manera u otra , siempre hay colaboraciones en la caja de nuestros sueños y vivencias….

    un beso ana.. todo tu blog y lo que expresas me gusta siempre , pero esta entrada me ha gustado especialmente, .no sé el motivo de porque ésta pero es como me he sentido de extraña al leerla… ….

  11. No la debes cerrar ese cofre, tienes mucho Amor, eres muy dulce , muchas amigas que te dejaremos muchos cariños para llenarla, deseo no me dejes afuera…
    Ana ¡¡¡ Qué hermoso escribes !!!! Me emciona leerte… Eres una gran escritora, Te quiero mucho…Que tengas un FELIZ VIERNES!!! .Guarda esto que te dejo..Besos…

  12. CARAY ANA AYER NO ENTRO MI COMENTARIO……
    ESPERO QUE EN ESA CAJITA HAYA UN POQUITO DE MI Y NO TE OLVIDES…
    ESCRIBES MUY BIÉN ….PASO `POCO A POCO …PUES ME PONGO A RATOS …PERO NO ME OLVIDO DE NADIE….BESOS ANA
    FELIZ VIERNES !!

  13. Todos deberíamos tener una caja como la que mencionas en tu relato, Ana. Creo que en el fondo todos la tenemos. Hay personas que la cuidan y día tras día la van llenando en su experiencia, y hay personas que la deshechan.

    Yo soy de los que creo que siempre tenemos que tener un hueco en nuestro presente para esas sensaciones y recuerdos.

    ¡Un beso!

  14. Las cajas, mientras no sean de pino, buenas son, jeje
    Creo que todos tenemos en algún lugar una de esas cajitas en las que guardar y archivar nuestras vidas, lo malo viene cuando las perdemos, ains…

    Abrazoss

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s