LA CORAZA

En ocasiones los sentimientos, se quedan anclados en las tripas, y no somos capaces de hacerlos subir hasta el corazón.

Eso le pasaba a Rosana, tan reacia y susceptible que no quería abrir su coraza y ni las palabras salían de su cuerpo cuando tenían que salir.

Se acostumbró a esconder lo que sentía y el gancho que sujetaba sus sentimientos era cada vez más fuerte. No era capaz de expresar, de soltarse la melena y ponerse debajo de la lluvia.

Todo lo tenía calculado, todo lo pensaba dos veces y jamás dejaba nada al azar. Por eso el grosor de su coraza era cada vez mayor, no se entregaba y dejaba pasar oportunidades.

No hay nada más triste que ver el agua pasar y morirse de sed, y eso era lo que hacía Rosana. Cerrar a cal y canto su armadura y preferir sufrir a mostrarse como era. Sabía que cada vez le caía peor a más gente, pero eso no era suficiente para abrir las puertas de hierro que con candado de tres vueltas, enclaustraban su corazón.

Pero un día se enamoró, y a pesar de que ese amor estuvo a punto de escaparse por las rendijas de la coraza que la rodeaba, le dio una vuelta más a la llave y no permitió que las cadenas que sujetaban su ancla se soltaran.

Pasó el tiempo y vio como su amado se casaba con otra y en vez de abrir los brazos y respirar hondo, se hundió más en su mar negro, y cada año que pasaba, cada arruga, provocaba que su amargura se hiciera mas honda y oscura,.

Y de ese modo, la encontraron un día; abrazándose a sí misma con el pelo enmarañado y una sonrisa diabólica en la cara.

Nunca más habló, jamás miró a nadie más a la cara y su propio orgullo la envolvió y de ese modo la coraza era más gruesa aún.

A lo largo del tiempo que estuvo ingresada, sólo recibió una visita. Aquél amor de juventud al que nunca dijo nada, la dejaba cada mes, junto a su silla, una rosa roja. Y entonces, Rosana, era cuando abría una vuelta de su candado y una lágrima resbalaba por su mejilla.

 ANA RIVAS 

 ESTA ENTRADA ES REPETIDA. A ALGUNOS OS SONARÁ, PERO ME APETECÍA VOLVER A PUBLICARLA. ESPERO QUE OS GUSTE.

Anuncios

22 pensamientos en “LA CORAZA

  1. Ana si me parece recordar este post, es precioso y me ha puesto los vellos de punta, creo que más de una vez todos en la vida nos ponemos una coraza en algún momento dado hartas de sufrir no crees?
    Por cierto esa música no le pega nada a esta entrada ajajajaja
    Un besote Anita!!

  2. Ana buenos dias, una coraza siempre no la ponemos para protegernos y no sufrir, preciosa entrada. Espero que estes bien y que pases un feliz miércoles. Besos

  3. Ana esto suele pasar más de una vez en la vida…como dice Gaviota..pone el vello de punta ….aveces una se pone una coraza demasiado fuerte harta de muchas cosas , de sufrir de ver las injusticias de la vida….yo intento quitarla…una vez la lleve puesta y realmente se pasa mal muy mal…jooooo me has echo gracia con la música …..
    Me ha gustado mucho esta entrada ….Besos Ana !!

  4. A los buenos días:
    Si que recordaba esta entrada, y me lleva a pensar muchas cosas, en cierto modo tiene mucha relacción con la entrada que hoy coloqué, y siempre descubro con esto de las corazas, que todo es simple, sí, cuestión de orgullo, un ego roto y mucho miedo al fracaso, así que fuera corazas, como bien explicas, nos aprisionan y nos matan antes de que muramos de verdad.
    Cienes de besitos pal andando y cienes de y pco de abrazos
    Shi

  5. Hola Ana, la vida es tan dura e injusta a veces que la coraza es necesaria, es una protección.
    Que por tenerla pasan de largo oportunidades, estoy de acuerdo,pero quien dice que eso es lo mejor?
    Querida amiga, es un placer volver y comprobar que sigues activa y con tu blog lleno de sentimientos.
    Un beso guapa

  6. Yo no lo había leído y me ha gustado mucho.
    Hay tantas personas de esa misma condición que, a veces, da miedo.
    ¡Pobre Rosana!
    Un abrazo

  7. Hola.
    Es una pena, pero hay gente así, que le clavan un puñal y por miedo ya no se dejan llevar por el corazón, y prefieren vivir acorazadas.Se me han puesto los pelos como escarpias al leer ese texto tan real como la vida misma.
    Feliz semana.
    Besos

  8. Es la primera vez que la leo…y desde luego es una historia conmovedora, porque en menor medida todos nos podemos ver un poco reflejados en ella…nos acorazamos el corazón por miedo a que puedan dañarlo…¡¡duele tanto!! pero también duele ver como la vida pasa a tu lado si no eres capaz de arriesgarte y abrazarte ……
    Muy bonita Ana …me alegro que hayas vuelto a publicarla, mereció la pena leerla…
    Muchos besitos con muchas alas…..muakkkkk

  9. Hola Ana.
    Yo por más que lo intente no consigo ponerme ninguna coraza, cuando llega la hora de enamorarme o sufrir no hay coraza que me lo impida.
    Un beso y buenas tardes.

  10. Buenas tardes,muy emotiva tu entrada,no la había leído antes,te empezado a seguir más o menos dos meses.Es verdad que cuando nos encerramos dentro de una coraza,por que nos hicieron daño,o para impedir que nos lo hagan.Perdemos muchas oportunidades,hasta que llega alguien constante y consigue quitarte la coraza.Besos y buen miércoles.

  11. eS HERMOSA ESTA ENTRA, NO LA HABÍ VISTO YO. TE FIJAS EL DAÑO QUE PODEMOS CAUSARNOS, PONIENDO LLAVES AL ALMA ACOORAZÁNDONOS??? DIOS MIO SI QUE ES TREMENDA ESTA HISTORI!!!! BESOS ANA!!!!

  12. Sin llegar a esos extremos, la coraza resulta imprescindible para protegernos. Es triste, pero es así.

    Aunque todo exceso es malo, claro. Puede que fuera un problema de percepción, de valorar las cosas en su justa medida.

    Saludos (bonita entrada).

  13. QUIEN NO SE HA PUESTO UNA CORAZA EN SU VIDA????
    PARA QUE NO NOS LASTIMEN…ES TRISTE PERO ES VERDAD..LO IMPORTANTE ES SABER CORRELA A TIEMPO….HERMOSA HISTOTIA….
    BESITOS…..

  14. Buenas noches guapa! Resulta paradójico esto de las corazas… Nos las construimos para evitar que nos dañen, y en el fondo son ellas las que acaban por producirnos dolor….
    Besitos

  15. Ana,yo no he visto esta entrada, es muy triste pero real ¿ Cuantas veces nos hemos puesto una coraza para defendernos de todo el mal que padecemos…? Hermosa tu entrada y un relato que me extremece… Besitos y Feliz Jueves…

  16. Me parece una excelente decisión la que has tomado al subir este relato, querida Ana. Aquella mujer se cerró a todo de manera que al final fue todo lo que le quedó al haber estropeado su vida.

    Que triste es el pensar que aquella situación no dista mucho de la realidad.

    Da para pensar
    Un abrazo

  17. No conocía la entrada y me parece una gran historia de tristeza y de destrucción que tal vez deje pasar algún rayo esperanzador. En cuanto a mis corazas trabajo para que se hagan invisibles y me muestren como soy.
    Besos y flores. Rafa

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s