JULIÁN Y SUS COMPLEJOS

Julián era un hombre acomplejado y tímido. Nunca se enfrentaba a nadie. Si iba en el metro o el autobús, se dejaba empujar para quitarle el asiento. Cuando iba conduciendo, no tenía decisión y se le colaba todo el mundo en los cruces o pitaban llamándole de todo. Si iba a comprar siempre había alguien que se ponía antes que él. No discutía, no reprochaba nada a nadie, todos se burlaban de él, aunque no conscientemente.La gente simplemente captaba su inseguridad y sin quererlo se aprovechaban de su forma de ser.

Pero lo peor estaba en el trabajo, era el último mono, si pensaba en promocionarse siempre había alguien que lo hacía antes que él, se aprovechaban de sus ideas y nunca conseguía sobresalir. Un día, Fermín que era el que más se burlaba de él, le dijo poco menos riéndose de él, que el ascenso ya se lo habían asignado porque había presentado el informe aquél que Julián olvidó en su mesa, como si fuera suyo.

Eso ya fue demasiado, no lo iba a consentir más, aguantaba de todo, pero que le robaran sus ideas ya no lo iba a aceptar más, y sobre todo cuando eso suponía quedarse sin el ascenso que le iba a dar el aumento de sueldo necesario para comprarse una casa. Al principio pensó en tirarse a su cuello y darle un buen puñetazo en mitad de la oficina, pero se contuvo a tiempo, ya que eso supondría su despido inmediato. Se le ocurrió otra idea. Cuando todos se fueron y con la excusa de que le quedaban unos informes por acabar, fue a la mesa de Fermín. Escribió notas cómo si fueran del otro en las que decía que todo era trabajo de Julián y que a Fermín no se le había ocurrido nada. Las metió en mitad del informe final que había que entregar al día siguiente al presidente. Así ocurrió y cuando Fermín se presentó en el despacho con la carpeta y la entregó, no tardaron ni diez minutos en llamarle otra vez. No se oía claramente lo que le decían, pero desde luego las voces eran muy altas. Inmediatamente  llamaron a Julián y el presidente les pidió a los dos, que dijeran de dónde habían sacado las ideas y claro Fermín no supo que decir. Julián expuso todo su trabajo concisamente y en pocas palabras. A partir de ese momento todo ocurrió rápido. En poco tiempo él había sido ascendido y Fermín despedido. Eso le dio fuerzas y ánimos. Ya no tenía complejos y poco a poco se fue afianzando su personalidad. Se dio cuenta que valía más de lo que se creía y su manera de comportarse poco a poco evolucionó. Y todo encajó en su sitio.

ANA RIVAS

 

Anuncios

21 pensamientos en “JULIÁN Y SUS COMPLEJOS

  1. Que una cosa es ser bueno, y otra muy distinto ser tonto. No hay que dejarse avasallar, aunque muchas veces es inevitable que se aprovechen de nuestro trabajo.

    Me alegro de que al final pusiera las cosas en su sitio.

    Saludos.

  2. A las buenas noches:
    Bienvenida , caray, lo que hay que hacer para afianzarse uno, o pisas o te pisan.
    Cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos
    Shi

  3. Ainsss…. que pronto se acaba lo bueno, adiós a los días sin horario… 🙂 ¡Bienvenida a los ruedos!
    Julián, Julián, Julián… claro que vales más de lo que te piensas. Dudas, y la duda te hace pensar que los otros saben y hacen las cosas mejor que tu… y luego te toca ver que no es así…. 🙂
    Un pelín más seguridad, otro pelín de autoestima y tarde o temprano el tiempo pone a cada uno en sitio, para bien o para mal. 🙂

  4. Buenos dias. El pobre Julian paso lo suyo, de todos modos, el mismo pudo levantar su autoestima. El tiempo pone a cada uno en el lugar que le correponde.
    Buen relato, pero tan real como la vida misma.
    Feliz semana
    Besos

  5. La bondad no supone renunciar a la justicia. Todo lo contrario: el bueno es justo. Lo que pasa es que se confunde ser bueno con ser bobo. Un abrazo y me alegro de tu regreso.

  6. buenos días,muy bueno tu relato,hay demasiadas personas que se aprovechan,de personas inseguras,tímidas o que no se valoran lo suficiente,yo pienso que para que te valoren,tienes que valorarte tú primero.Me alegro que después del palo recibido Julián despertara y diera un giro a su vida.A veces necesitamos de palos para despertar.Un fuerte abrazo y buen martes.

  7. Los Complejos nos persigue siempre, hasta que alguien nos da un golpe como le sucedió a Julián…y levantó su autestima…
    Ana hermosa historía… y un final feliz…
    besos…

  8. Todos debemos de abrirnos paso en el mundo, con nuestro propio orgullo y dignidad. La idea siempre es no atropellar a nadie en nuestras pretenciones personales; y si hay gente que es capaz de hacerlo es mejor evitarles o enfrentarles en última instancia, si su intento de pasar por sobre nosotros es inevitable.

    Construir una autoestima puede costar mucho tiempo y sacrificio, porque no todos estan dispuestos a recorrer el camino del cambio en su totalidad, pero aquellos que lo logran pueden reclamar su merecido espacio entre los engranajes del mundo y progresar asi.

    Buena historia 🙂
    Un abrazo

  9. Esque llega un momento que nos cansamos de ser tontos” y entonces nos sublebamos y nos hacemos todo lo contrario a base de golpes así es la vida.
    Muy bien escrito Anita!

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s