LA EXCURSIÓN

Nunca se habían ido de excursión todos juntos. Patricia le reprochaba a su marido, que siempre estaba pensando en el trabajo, y los fines de semana decía que estaba cansado y no quería salir. Ella y los niños, siempre aburridos, metidos en casa, porque Manuel no quería salir.

El decía, que el campo no tenía nada de sano, que si bichos, que si ortigas, y no digamos si les venía un aguacero. Además eso de acampar en mitad de la naturaleza, no le hacía ni pizca de gracia. Pero tanto insistieron Patricia y sus hijos, que se lío la manta a la cabeza y después de ir de compras y adquirir la tienda de campaña, las colchonetas, los trajes para la montaña, las provisiones, las mochilas, las mantas, etc., etc., decidieron irse el próximo fin de semana.

Manuel no estaba tranquilo del todo, presentía que algo iba a pasar. Y vaya si pasó.

Al comenzar el viaje, se les pinchó una rueda, por lo que llegaron más tarde de lo que esperaban. Buscaron el sitio adecuado y al montar la tienda de campaña, se machacó un dedo, no atinaba con la lona, en fin dos horas de reloj. Patricia para calmar los ánimos, se puso a hacer la comida en el infiernillo. Por intentar ayudarle a él, se le quemaron las salchichas. A todo esto, Manu y Sonia vienen llorando:

¿Que os pasa?

Mami, me ha picado una avispa.

Busca que te busca y se les había olvidado la pomada anti picaduras.

Manuel ya ha acabado y al dar un paso atrás para ver su “obra”, tropieza y se hace un esguince.

A todo esto Patricia, que no tiene carnet de conducir no sabe que hacer, así que deciden quedarse, a ver si baja la hinchazón de la picadura y de la torcedura.

Cae la noche, empiezan a contarse cuentos de miedo, lo típico, se acuestan y suena el primer trueno.

¿Es que no has mirado el parte meteorológico? Pues no se me había ocurrido, con la emoción…

Llueve torrencialmente, el agua pasa por debajo de la tienda, se les mojan los colchones y no pueden dormir. Los niños llorando por el miedo a la tormenta.

Parece que pasa todo y a la mañana siguiente, sin haber dormido salen para desayunar y tienen todo alrededor lleno de barro, un show vamos.

Cuando Patricia va a por el desayuno, se da cuenta que no lo había guardado en el coche y ha desaparecido, no saben si por la lluvia o por que se lo ha llevado algún animal.

Así que empiezan a recoger, y la tienda ahora no cabe en la bolsa. Un desastre vamos.

Se montan todos en el coche, y Manuel les dice:

No quiero ni una palabra hasta que lleguemos a casa. Si alguna vez a alguno se le vuelve a  ocurrir hacer una excursión, se lo hago escribir cien veces, pero a mí no me volváis a decir que queréis un fin de semana de vida sana.

Y con las mismas, arranca el coche al tercer intento, y salen de allí con barro hasta las orejas.

 ANA RIVAS

Anuncios

16 pensamientos en “LA EXCURSIÓN

  1. Yo lo llamaría “Vamos al campo con Murphy” o “El Día de Campo Grrrr!!!!”
    Espero, con todo mi corazón, que sea un texto de ficción de los tuyos… ; – )
    Besos del 2011 ( que ya se van acabando)

  2. A los buenos días:
    Serán las fiestas, pero me suena esta entrada. Aún así, peaso morro por parte de él, por una vez que se hundió el Titanic no se van a quedar todos los barcos en tierra.
    Cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos
    Shi

  3. Hola. Nada mejor que ir al campo, estar en contacto con la natualeza. ¿A quien no le ha ocurrido esa anecdota u otra? no por eso, se va a acabar el mundo, vamos. Hay cada quejicas…que vamos, j’amia!
    Besos

  4. Menos mal Ana que esto no pasa siempre..jaja…Porque leyendo tú entrada no le quedan a uno ni la más minima ganas de salir de excursión o lo que sea.
    Mira esto es igual o peor que ir de compras al mercadillo de los gitanos el domingo por la mañana..jaja…Terrible..jaja…Besitos.

  5. Ja ja ja bueniiiiisimo!
    Me da en la nariz que la ficción y la realidad muchas veces ya se van confundiendo.
    Y bien podria haber escrito el guion de la excursion el tal Murphy
    Besitos

  6. Una excursión que de diversión no tuvo nada. Los contratiempos y aventuras no deben tumbar el sentido del humor. En mi caso lo hubiera pasado super divertida. Manuel es lo que llamamos un “pavoso” “agua fiestas”, es mejor tenerlos a distancia.

    Abrazos y besitos tibios con sabor a caribe !!
    Betsi.

  7. Buenos días Ana, recuerdo este post y lo recuerdo porque me gustó mucho…ha sido bonito volverlo a leer.
    Que tengas un bello fin de año con mucho amor amiga!!
    Besossss

  8. Divertido relato el de hoy (siempre visto desde la perspectiva del lector. Si fuésemos los protagonistas, seguro que no nos haría tanta gracia)

    Hay días en los que parece que, desde que nos levantamos, todo se va torciendo más y más sin remedio.

    ¡Un beso!

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s