ELLA (1er. CAPÍTULO)

La merienda fue corta. Apenas hablaron y todos engulleron los pasteles como si no hubieran comido nunca.
Terminada ésta, Pablo decidió dar un paseo, mientras que su mujer y los demás hablaban de cualquier cosa.
Pablo andaba en línea recta pero sin rumbo fijo. Encendió un cigarrillo y mientras lo hacía, pensó en que debía dejarlo, pero esto no le impidió que se lo fumara con ansia.
Pensaba sin poder remediarlo, en Julia, su cuñada. Desde hacía mucho sólo pensaba en ella, era como una obsesión. Le parecía mentira que le pasara esto y tenía miedo de haberse enamorado de la propia hermana de su mujer., pero al mismo tiempo le agradaba sentir lo que estaba sintiendo, porque con sólo pensar en ella…, lo tenía todo.
Al tiempo, María charlaba con sus padres de como le iba en el trabajo a Pablo, de lo bien que les iban las cosas y de lo felices que eran, ¡que ignorante! Si supiera lo que sentía Pablo…
Julia estaba distraída en ese momento, mientras acercaba la copa a sus labios. Añoraba la compañía de Alberto, su compañero de universidad, del que ella, estaba absolutamente enamorada.
Mientras tanto, Pablo finalizó su paseo y con un nuevo cigarrillo entró en la habitación.
Pedro, su suegro empezó a hablarle, pero Pablo no escuchaba, sólo la miraba a ella… a Julia.
-Pablo… ¿es que no me oyes?
-Perdona Pedro ¿que decías?
-Te decía que debes dejar de fumar.
-Papá tiene razón, fumas demasiado, dijo María.
Quería relajarse, era lo único que deseaba pero con Julia delante era imposible, esa chiquilla se había apoderado de él sin poder remediarlo.
Luisa, su suegra comenzó a hablar de Elvira, pero nadie la escuchó. Pedro de pronto “recordó”, que tenía que ir a arreglar unos asuntos. María estaba cansada y también se fue a dormir la siesta y Luisa al ver la poca expectación que suscitaba, decidió marcharse también.
Se quedaron solos Julia y Pablo. Julia también se iba a marchar pero Pablo la agarró del brazo.
-Julia espera, charlemos un rato.
-Y de que quieres que hablemos cuñado, ¿de mis estudios?
-¿Cuantos años tienes exactamente, 19 o 20?
-Tengo 20 ya lo sabes, vaya despiste.
-Casi te doblo la edad, dijo en voz alta sin darse cuenta y se quedó mirándola sin soltarla el brazo. Sus ojos, su pelo, todo en ella le volvía loco.
-Perdona Pablo, pero tengo prisa ¿Me puedes soltar?
La soltó rápidamente y se quedó sólo, no quería, no podía estar enamorado de una niña y encima era su cuñada… Contempló su cuerpo alejarse por el jardín. ¿Porque? se preguntaba, y sin embargo, deseaba sentir lo que sentía por ella.
Ella…ella… sólo ella en su pensamiento.

ANA RIVAS

Anuncios

21 pensamientos en “ELLA (1er. CAPÍTULO)

  1. Buen relato Ana!! me gusta este doloroso tema, no sé porque a la mayoria de hombres casado les gustan las niñas, será morbo y lo confunden co amor” luego duran poco esas parejas que han salido haciendo daño a terceros..bueno esa es mi opinión creo que respetable como las demás.
    Un beso espero impaciente la segunda parte
    besos Anita!

  2. Estoy de acuerdo con gaviota. Esa clase de relaciones que empiezan mal suelen acabar peor. Supongo que tiene que ver con la crisis de los cuarenta de los hombres. Un beso.

  3. Hola. Buen post y triste relato
    Para mi , los hombres les gustan tomar riesgos, y
    porque mientras mas dificil, mejor! La crisis de los 40, ellos,… se vuelven “pitopausicos” , j’amia!
    Buen fin de semana
    Besos desde “la sala”

  4. Deseo,amor,capricho? que se yo¡ creo que hay amores,deseos,caprichos, imposibles,y este de tu relato tiene mal principio y peor final.Bueno espero el segundo capitulo pues me parece interesante.Besos guapa.Elssa Ana

  5. Yo conozco un caso asi,el se fue con la hermana de su mujer y era una niña 14 años y el mas de cuarenta… yo no quiero ni pensar que algo me pudiera pasar,por que me doleria en el alma… besotes feliz fin de semana

  6. Nunca podemos escoger de quien nos enamoramos. Y por eso, a veces, lo hacemos de una persona que, por la razón que sea, no nos conviene.

    Me gusta como plasmas el sentimiento en Pablo. Le atormenta sentir algo así pero al mismo tiempo es “feliz” haciéndolo.

    Un beso, Ana. Pasa un buen fin de semana 🙂

    • La voy a publicar mañana, pero luego va a ver una tercera parte. Me gustaría sabe la dirección de tu muro, porque como ves, tengo todos mis escritos registrados. No es que me importe que los divulgues pero si quisera saber donde se publican y si pones que los he escrito yo. Por lo demás, gracias por tu comentario
      Ana

  7. Ana…llego tarde y me vengo a la primera parte jijiji…juro que empiezo por el principio sin trampas…
    Imagino que no puede evitarlo pero…ummm..pintan bastos…voy a por la segunda….me gusta porque no tengo que esperar jajajjajjja
    Muakkkkkkkkkkkkkk

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s