SONIA QUIERE UN NOVIO

Sonia quiere un novio. No pide mucho, cree ella. Ya ha tenido tres desengaños amorosos, pero quiere un novio. Y no es que no se sienta independiente, de hecho seguirá siéndolo, si encuentra al hombre de su vida, pero quiere, más bien necesita, un compañero para hablar, sentir, reír y contarle todo lo que le ha pasado, al finalizar el día.

En eso estaba, cuando se despertó esa mañana para ir a trabajar, y lo hizo tarde como casi siempre, así que se levantó rápidamente, se duchó y se arregló como pudo. Un café y al coche a toda velocidad.

Estaba esperando en el semáforo, cuando un coche con el chico más guapo que había visto nunca se paró a su lado, le sonrió coqueta y él se rió, pero no devolviéndole la sonrisa, no, era una risa de burla, pensó ella. Pues vaya rollo, lo que la faltaba, el semáforo se puso verde y siguió su camino. Cuando aparcó todavía estaba pensando en ello. Algunas personas se la quedaban mirando pero no podía imaginarse por qué.

Sube a la oficina y lo primero que le dice su amiga y compañera Ruth:

¿Pero de donde sales? ¿Tú te has visto?

! Que si he visto qué! contestó.

Pues el rulo que llevas en el pelo y un ojo sin pintar.

Joder, ya decía yo, que el de los ojos negros se reía. Vaya pinta que debo de tener. Me voy a arreglar al baño. Enseguida vuelvo.

Mientras se acababa de pintar el otro ojo, pensaba en el chico tan guapo. Que lástima, podría haber fingido un pequeño golpe con el coche, y así conocerle. EN FIN, QUE SE LE VA A HACER.

Mientras tanto, Raúl llega a su trabajo, todavía riéndose.

Oye, Fernando, le dice a su compañero, ¿me harás un favor?

Tú dirás, le respondió-

Búscame una matricula y dame los datos de la conductora.

Oye, no puedes utilizar tu condición de poli, para ligar.

Si puedo, además estoy seguro que ella será mi futura mujer.

Ya, lo que tú digas. ¿Y cómo piensas hablar con ella sin que sospeche algo raro?

La diré que hemos encontrado su carnet y que venga a recogerlo a la comisaría central y cuando me diga que no ha perdido el carnet, la pediré que venga para aclarar el error y que pregunte expresamente por mí. Cuando seamos novios, ya le contaré la verdad, que me enamoré de su rulo y su cara a medio pintar.

¿Pero que dices? ¿De que estás hablando?

Tú haz lo que te he dicho, anda.

A las cinco horas, ya tenía todos los datos y estaba marcando el teléfono de Sonia.

¿Dígame?

¿Es usted Sonia Rodríguez?

Sí, que desea… y en ese momento Raúl sonrió y en un segundo se imaginó todo su futuro con ella.

ANA RIVAS

Anuncios

29 pensamientos en “SONIA QUIERE UN NOVIO

  1. Me preguntabas por el blog de mi amigo Francisco Devesa.
    Ultimamente no publica, pero está compartiendo entradas anteriores en Facebook. Esperemos que vuelva a hacerlo un día de estos.
    Saludos…

  2. romántico no más.. pero en mi caso soy predecible por desgracia, reconozco tener ciertos prejuicios con los polis a pesar de andar sin coyunto y desesperá juas!!

    bonita historia la verdad.. ficción fijo.. pero bonita ana

    un besazo niña

  3. Que lindaaaa!!! que linda historia!!! sabes Ana??? como siempre soy una soñadora y romántica empedernida, me encantan esta historias!!!!! siiii la leí dos veces!!!!!!!! hermosaaa!!!!!! Besos Ana me encantó!!!!!!!!!!

  4. Dios escribe recto en renglones torcidos, no, no me he vuelto ahora senil ni he perdido mi condición de vampiro jejeje, cuando digo esto es simplemente para dar pie a mis palabras cuando digo, que pobre sabiduría e la del ser humano respecto a lo que el destino tenga reservado para nosotros, si o si y si no también (hoy me ha dado por esta frase y no me la despego jejeje). En este relato queda patente que nunca sabremos qué es lo que despertará el amor de la persona que está ahí aguardándonos siempre intentamos disfrazar con mascaras lo que el corazón no tiene en cuenta. Cuando lo que asiste a la apreciación es el amor, de poco servirá ser guapo o feo, ir de punta en blanco o de sport, siempre habrá alguien ahí esperando para ser encontrado y lo encontraremos cuando, como y donde menos esperemos. Mi padre tenía una frase, no era de él supongo, pero la decía bastante y servía para muchas cosas y en lo referente al amor también parece acertada, decía así, “acertar y no escoger”
    Bonito y muy real este relato
    Un beso Ana

  5. Hola Anita azul !!
    te traigo un café con mucho amor!! además doble!!
    bonito post, te doy un diez hoy
    Feliz fin de semana
    Muakkkkkkkkk
    Gaviota

  6. Hola Ana..a mi me pasa lo mismo que a la farona
    no se si a todos pero no hay manera de comentar si no lo hago con mi blog abierto….por eso estos días no te dejababa mensajes por siempre me salía
    error….pregunta???…a ver si alguien me manada un coreo a todos les pasa???
    ——————————————————-
    que hermosa historía. romántica,,y por q no????
    puede pasar….hay tantas personas que se conocieron en situaciones
    imprevistas…..
    bs….
    mir——-

  7. Qué linda, qué preciosa; me has emocionado de verdad.

    No sé si será que en estos días estoy especialmente vulnerable o que contigo ya bajo la guardia del escudo protector que luzco para con la vida.

    No es solo la historia maravillosa que conforma el relato, sino el modo tan cercano de contarlo, es como si estuvieran muy cerquita tomando un café y tú me contaras una anécdota que te acababa de suceder.

    Siempre disfruto viniendo aquí, pero esta vez ha sido especial; una bellísima sorpresa.

    Un abrazo gigante amiga mía (te lo has ganado) 🙂 te deseo un fin de semana maravilloso.

  8. Llevar rulos y un ojo a medio pintar es un buen reclamo¡¡. Por lo menos aunque choque al principio por desastre,luego se fijaran en otras cosas mas importantes que existen detrás de esa apariencia.¿No? jajajaa .Mañana pruebo…Besos guapa.Bonito y entretenido relato.Elssa Ana

  9. Ana, me ha encantado este relato.Eres un As.
    Besos, n me salen tus entradas en mi blog, me las veo y deseo para encontrarte.
    Lo dicho, es un relato de lo más original y apasionante a la vez.
    Bess

  10. FELIZ LUNES AMIGAS!!!

    Hola Ana perece estar en una obra de teatro la vives según vas leyendo
    Me gusta

    Una persona feliz no es alguien en una determinada serie de circunstancias,
    sino más bien alguien con una determinada serie de actitudes.
    Hugh Downs

    Un besote con mucho cariño

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s