LA CORAZA

En ocasiones los sentimientos, se quedan anclados en las tripas, y no somos capaces de hacerlos subir hasta el corazón.
Eso le pasaba a Rosana, tan reacia y susceptible que no quería abrir su coraza y ni las palabras salían de su cuerpo cuando tenían que salir.
Se acostumbró a esconder lo que sentía y el gancho que sujetaba sus sentimientos era cada vez más fuerte. No era capaz de expresar, de soltarse la melena y ponerse debajo de la lluvia.
Todo lo tenía calculado, todo lo pensaba dos veces y jamás dejaba nada al azar. Por eso el grosor de su coraza era cada vez mayor, no se entregaba y dejaba pasar oportunidades.
No hay nada más triste que ver el agua pasar y morirse de sed, y eso era lo que hacía Rosana. Cerrar a cal y canto su armadura y preferir sufrir a mostrarse como era. Sabía que cada vez le caía peor a más gente, pero eso no era suficiente para abrir las puertas de hierro que con candado de tres vueltas, enclaustraban su corazón.
Pero un día se enamoró, y a pesar de que ese amor estuvo a punto de escaparse por las rendijas de la coraza que la rodeaba, le dio una vuelta más a la llave y no permitió que las cadenas que sujetaban su ancla se soltaran.
Pasó el tiempo y vio como su amado se casaba con otra y en vez de abrir los brazos y respirar hondo, se hundió más en su mar negro, y cada año que pasaba, cada arruga, provocaba que su amargura se hiciera mas honda y oscura,.
Y de ese modo, la encontraron un día; abrazándose a sí misma con el pelo enmarañado y una sonrisa diabólica en la cara.
Nunca más habló, jamás miró a nadie más a la cara y su propio orgullo la envolvió y de ese modo la coraza era más gruesa aún.
A lo largo del tiempo que estuvo ingresada, sólo recibió una visita. Aquél amor de juventud al que nunca dijo nada, la dejaba cada mes, junto a su silla, una rosa roja. Y entonces, Rosana, era cuando abría una vuelta de su candado y una lágrima resbalaba por su mejilla.
ANA RIVAS

Anuncios

25 pensamientos en “LA CORAZA

  1. A veces, pasan estas cosas….Más en la mujer de antes, ahora son más lanzadas, pero en tiempos se reprimían los sentimientos, como para hacerse desear, para ser conquistadas, ocultaban lo que sentían y no siempre las salía bien. Yo he conocido algún caso como el que nos relatas…….( Parecido, nunca hay dos situaciones idénticas)
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  2. Hola.
    Un relato muy triste, Ana.
    Las mujeres de antaño han sido mártires de la tradición, y ahora, aunque todavia existen, pero muchas, si, mas lanzadas, no se callan.
    Feliz fin de semana
    Besos

  3. Impresionante relato, real como la vida misma, y en el que se reflejan vidas perdidas que no tienen más posibilidad que terminar enfermando, porque los sentimientos tiene una enorme fuerza y si no se canalizan adecuadamente nos hacen enfermar.
    Me ha gustado mucho.
    Un Abrazo 🙂 .

  4. Hola, ola de mar..
    Sobre todo las personas especialmente sensibles tienen la tendencia de crear este tipo de corazas, y es que cuando son dañadas, sufren con tanta intensidad que si no conocen otro modo de defenderse, se encierran en sí mismas para siempre. A veces hau personas pendientes que intuyen algo, otras veces uno mismo puede darse cuenta de ello y trabajar para eliminar la coraza . Es más frecuete de lo que pensamos. De hecho diría, que todos, nos escondemos por miedo.
    Un beso
    del
    Aire

  5. Sin llegar a esos extremos, hay personas que huyen cuándo intuyen que se pueden enamorar de alguien, pero llegar a perder la razón eso es más grave todavía y es añadir un dolor a otro dolor.
    Besos y buen fin de semana.

  6. A las buenas tardes:
    No sé si son corazas lo que llevan a sentir así, me da más que es por una enfermedad mental, pues incluso inmersos en dicha, hay periodos de calma de recuperación y supongo que eso es muy doloroso.
    Cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos
    Shi

  7. Es muy triste que Rosana no expresara nunca sus sentimientos,mucho mas triste que esto se volviera patológico y se tradujera en enfermedad mental¿Pero que me dices del enamorado?.¡Tampoco el hablo nunca¡ ¿Le declaró su amor alguna vez?.El se casó con otra. ¿No? entonces es que no la quería lo suficiente o que tenía problemas de comunicación el también. De todos modos,no es normal llegar a sufrir así por una persona que nunca le declaró su amor y se caso con otra.Rosana estaba enferma mentalmente,pobre Rosana.Besos Ana Azul.Elssa Ana.Muakkksssss

  8. Un relato bastante tristón el que hoy nos traes, Ana. A veces, cuando se suceden los golpes, no es sencillo romper esa coraza de la que nos hablas, aunque con ello estemos echando por la borda oportunidades.

    ¡Besos!

  9. Hola Ana discupame que no he podido leer tu entrada antes, es que bueno mi hija sufrió un asalto, gracias a Dios sin consecuencias físicas pero si psicologicas, he leido este hermoso realto, y pienso que guardarse todo dentro es malo y destroza, es por eso que en lo personal largo todo, cuento, digo, nunca calyo, indudablemente, el no la ha querido , ella sufrió por nada! Besos Ana y feliz fin de semana!!!

  10. las corazas no son buenas, una vez puestas son difíciles de sacar, y en ocasiones crecen con cada resentimiento que se desliza en su interior

    triste pero, a veces, demasiado real

  11. Hasta cierto punto considero es bueno mantener esa coraza, sin llegar a los extremos de ser muy “abiertos” xq. no todos lo merecen, pero quienes si debemos darle esa oportunidad.

    Este equilibrio no es fácil de hacer y los riesgos serán necesarios cuando conocemos a nuevas personas. Excelente tema, Ana, como siempre…

  12. Qué final más triste; me ha encantado, no has dejado que tu personaje se quedara en nuestras memorias como un caso perdido, es como si le hubieras dejado un hueco de humanidad que hace que nos expliquemos porqué toma esa decisión tan drástica: yo creo que se protege a sí misma, hay personas que no queremos sufrir (mas) y es la mejor solución que creemos tomar.
    Por eso ponerse una coraza no quiere decir que carezcamos de sentimientos, es más bien todo lo contrario.
    Me ha encantado, querida Ana, te deseo un feliz fin de semana.

  13. El miedo a sufrir hace que los corazones más sensibles ,busquen el mejor modo para protegerse.
    Aciertan o se equivocan.. Nunca se sabe.
    Pero solo se cambia el tipo de sufrimiento
    Ana, has elegido una canción de Gary Moore, que hace llorar el corazón….
    Gracias por este tan triste como bellisimo relato

  14. hay momentos que a veces nos sentimos así en determinadas situaciones… el miedo paraliza o el temor a ser rechazados..

    lo has descrito a la perfección .. como siempre por otro lado ana.. leerte es un lujo niña

  15. Impresionante historia la que compartes hoy Ana… Pero más cercana a la realidad de lo que podemos imaginar… Algo está fallando. No le damos a las emociones la importancia que tienen… por qué no se nos enseña a conocerlas y a vivirlas abiertamente? Podríamos evitar mucho sufrimiento…
    Gracias por tu relato
    Un besito!!

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s