LA ESTRELLA DE MAR

La estrella de mar,

 quería serlo del cielo,

 miraba todas noches,

 deseándolo con esmero.

 

 Quería salir del mar,

 y brillar en el firmamento,

 estar cerca de las nubes,

 y sentir de la luna un beso.

 

 La estrella de mar pensaba

 ¡pero que hago yo aquí dentro!

 mojada todito el día,

 con las algas por sustento.

 

 A mí nadie me mira,

 yo no soy bella en el cielo,

 yo quiero estar allí arriba,

 quiero que me roce el viento.

 

Tanto y tanto deseaba,

 ser estrella en el firmamento,

 que sin darse apenas cuenta,

 se fue secando y muriendo.

 

Tan deseosa estaba,

 de ser estrella en el cielo,

 que olvidó que era estrella de mar,

 y murió sin disfrutar todo eso.

ANA RIVAS 

Anuncios

19 pensamientos en “LA ESTRELLA DE MAR

  1. Precioso e interesante poema que engancha desde la primera palabra.
    El tema no puede ser más original, la pobre estrella de mar no se acepto como era y murió.
    Me ha gustado mucho, Enhorabuena Ana.
    Un Abrazo 🙂 .

  2. Es mejor aceptar lo que somos, con nuestros límites y siendo conscientes de nuestras posibilidades. Sólo así podemos disfrutar de lo que somos, y no intentar ser lo que no somos.

    Besos, Ana!!

  3. Así es, cada uno en su lugar, además de estar bien contada la historia, como han dicho ya, y tener su moraleja clara añadiría una cosa, siempre nos parece mejor lo demás, lo que ansiamos, pero de haber sido estrella en el cielo tampoco hubiera podido hacer lo que envidiaba, la luna le hubiera quedado incluso más lejos.

    Besos.

  4. Por cierto, que llevo unos días queriendote preguntar algo Ana, puedes responder o no claro, ¿eres católica?, ¿eres creyente?, si respondes entonces te diré el por qué de la pregunta 😀

  5. Buenas tardes Amiga ANA,no es necesario estar en las alturas para que tu luz brille en el cielo
    A veces pasamos desapercibidas ,en cualquier parte,Pero algo de esas estrellas brilla por si sola que cuando no nos ven nos buscan
    Besos de corazon

  6. Ehhhm, bien, podía haberte respondido donde sabes, pero prefiero hacerlo en tu sitio, para que tenga más repercusión 😀 , creo que quien viene por aquí te conoce mucho mejor que yo, pero aun así.

    No tenemos nada que ver, soy ateo, pero convencido, no concedo posibilidad alguna a la existencia de lo divino y/o espiritual, aun así debo decir, sobre todo a tí, Ana, que para mí significas mucho, es más, eres un claro referente y modelo a seguir en muchas cosas.

    Ya suponía que eras creyente, más o menos soy muy espabilado para estas cosas, bien, recuerdas tú cuando hice aquella poesía supongo, cuando la publiqué pensé en tí, porque ya entonces te guardaba cierto cariño, supuse que podría molestarte, aun así la publiqué porque no haciéndolo me traicionaba a mí mismo, ya me entiendes, uno es como es y debe ser y aparentar ser lo que es.

    Respondiste, podrías no haberlo hecho, amable como siempre e incluso divertida, sorprendente, ya entonces me impresionaste Ana, perohice una réplica, y en la contraréplica ya pasaste a mi olimpo.

    Ójala todo el mundo fuera como tú, admitiendo sin pega al diferente, con una empatía asombrosa, tolerante hasta límites desconocidos, educada, no sé, como decía antes un ejemplo.

    Sin más, quería que lo supieras, que esa pequeña cosa hizo que para mí pasaras de ser alguien que apreciaba a ser alguien a quien admiro, de veras, de paso que todos lo sepan, aunque como decía al principio dudo mucho que alguien aquí pueda tener duda de tu grandeza.

    Muchos besos y perdón por el tocho 😀

    • Ya te he contestado en tu blog pero lo hago aquí en el mío para que quede constancia. Gracias por tus palabras, y como te he dicho, no soy tan santa,si acaso me derrito un poco con el Hugh de mi alma. Chico, hay que soñar de vez en cuando. Ja,ja,jAna

  7. La estrella de mar soñaba con ser estrella y no disfruto de su vida.Buena moraleja para asumir nuestras vidas y vividlas intensamente,sin dejar de soñar,pero sin dejar la vida en los sueños…Besos guapa.Elssa Ana. MUAKKKS

  8. Hay un sabio proverbio que dice: “Ser feliz no es tener lo que se quiere, sino querer lo que se tiene.” Que bello y triste poema, mi madre me contaba uno de una estrella en el cielo que siempre se quejaba de ser tan pequeña que nadie la podía ver, le dijeron que se acercara un poco a la Tierra así la verían mejor, no conformándose con un poco, tanto se acerco, que cayo al mar y allí nadie la pudo mirar. Como me gustaría encontrar ese poema que mi madre me contaba para leerlo y recordar, quizá tu poema es la continuación del que mi madre me contaba. Gracias.

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s