ME HE QUEDADO ENCERRADAAAAA

Me acabo de quedar encerrada en el ascensor de mi bloque ¡síiiii! veinte minutos que han sido como veinte horas. ¡Dios, que manera de sudar!.

Tengo un hijo al que se le ha adelantado la edad del pavo, viviendo en las nubes está y claro, prepara la mochila se va para el instituto, y a los tres minutos suena el telefonillo.

-Mamá, que se me ha olvidado el pendrive ( o cómo se escriba), que me lo bajes que lo necesito para tecnología.

Y va la madre, -o sea yo- y en bata, con los pelos de bruja y en zapatillas, le bajo el dichoso aparatejo, me acuerdo de toda su familia, entre la que me encuentro y cojo de nuevo el ascensor antes de que me vea un vecino.

Y hete aquí, que de pronto hace un ruido raro, se para, y me deja atascada entre el 5º y el 6º, y claro eran las 8:05 de la mañana, y yo dale que te dale al botón de emergencia que hace un ruido atronador y nadie me oye, y entonces empiezo a sudar, pero a sudar de una manera desproporcionada, y sigo apretando el botoncito dichoso, y de pronto oigo una voz al otro lado.

-¿Dígame?

Pues le digo que no tenía otra cosa que hacer que llamar a la central de los ascensores a las 8:05 de la mañana. (Esto lo he pensado pero no se lo he dicho).

-Que me he quedado encerrada en el ascensor ( y estoy en bata, me ha quedado decirle a la señora)

– ¿Y dónde está?

– Pues en el ascensor. (Esto es verídico)

No, no, digo la calle.

– ¡Ah!, ( y voy y se la digo)

Ya va el técnico, no se mueva.

Y me entran ganas de decirla que como me voy a mover, y que como tarde mucho sólo va a encontrar un charco de agua.

Esta cara se me estaba quedando, joeeeer, que no viene.

Veinte minutos después y sin que el técnico aparezca, se le ocurre salir a una vecina y llama al ascensor que por supuesto no acude, y yo desde dentro dando gritos, porque yo estaba entre el y el 6º y la vecina en cuestión vive en el 2º.

– Manoli, que me he quedado encerrada, ¡sácame de aquí!

– Voy con la llave maestra que la tiene el señor Blas.

Y el señor Blas, y ella a las 8:25 me sacan cual caballero andante salvando a la princesa de la torre, pero sin  serlo, (la princesa, me refiero) y yo a todo ésto pensando que estaba en un prado para no ponerme mas nerviosa, con dos kilos menos ( ojalá) y con unos nervios de aúpa, pero bueno, al final pude salir y después de darles efusivamente las gracias con una pinta de maruja impresionante, entro en casa temblando como si hubiera vivido la mayor de las aventuras, y a todo ésto el técnico sin venir, que la verdad no sé cuando habrá llegado. El caso es que a estas horas sigo con los nervios de punta y me da miedo coger ahora el ascensor. ¡Ainssss!

Juro que lo que acabo de contar es verídico, pero verídico.

ANA

Anuncios

27 pensamientos en “ME HE QUEDADO ENCERRADAAAAA

  1. Anitaaaaaaaaaaaaaa jajjajajjajjjaj ayyy perdona que me ría cielo…..pero es que lo has contado con un desparpajo que me duele la barriguita de reir….lo siento, porque sé que se pasa muy requete mal pero no puedo evitar viendote salir, tú que habias cogido el ascen para que no te viera nadie, si te descuidas sales en el telediario de las 3 jajajajjajja
    Ven ven…anda que te achucho un poquito a ver si te tranquilizas….muakkkkkkkkkkkkkk con todas mis alitas..¡¡eres mundial!!

  2. Pobrecita. Cuando vivía en casa de mis padres me tuvieron que sacar varias veces así, pero entonces no tenía aún claustrofobia. Ahora no quiero ni pensarlo. Desde luego, el técnico es un desastre. Un abrazo.

  3. Lo siento, amiga mía, sé lo que es eso. Yo llevo trece años viviendo en un quinto y sólo lo cogí dos veces. La primera, bien, y eso que padezco claustrofobia. La segunda, ¡toma ya!, me quedé igual que tú, entre dos plantas. Me sacaron en cinco minutos que se me hicieron eternos. Y me sacaron en cinco minutos, ¡ojo!, porque vieron que me cargaba el ascensor a patadas.
    Nunca más.
    Un abrazo y mi más profunda condolencia.
    Eso sí, trece años subiendo y bajando del quinto… me han dejado el culito como el de Miguel Bosé. Algo bueno hay que sacar de todo, jajaja.
    Besos, cielo.

  4. Joo Ana, que susto hija mia, yo me quedé una vez encerrada y casi me da algo uff que mal lo pasé hasta que me sacaron
    feliz martes aquí festivo
    Muaskkk

  5. Aajajajajjaaj, uffffff, cuando me quedo encerrada, me dan claustrofobia.
    El pasado año, en plena lluvia, se corto la luz y me quede encerrada en el ascensor, pues imaginate. Madre mia que mal lo pasé, mientras llegaba o no llegaba la luz, asi estuve 20ms dando voces como las ordinarias, ajajajja, ahora me rio.
    Feliz dia

  6. Cuando te pase eso llama directamente a los bomberos, primero te van a llegar en un plis plas más aún si cabe si les dices que tienes ansiedad y después seguro (creo yo) que te gustará más que sea un apuesto mozo el que te saque (hasta en brazos) de la caja del ascensor hasta tu casa…

    Vete tu a saber como acaba la historia…

    No, por dior Ana…! No soy bombero…

    besos de los de salir como si hubieras estado en la sauna.

    • No podía llamar a los bomberos porque no llevaba el teléfono móvil, ya que como he dicho iba en bata y zapatillas, y menos mal que el ascensor tiene un timbre de alarma que conecta con la central, donde estaba la famosa señora que me ha atendido. En fin, ya pasó todo. Chao
      Ana

  7. Por primera vez he tenido que bajar al comentario antes de acabar de leer, qué guapo¡¡ ¿dónde está?, en el ascensor¡¡¡ 😀 😀 ains, que me descojono.

    Entiéndeme, no es que me alegre del mal rato que pasaste, pero la verdad es que te ha salido un desahogo bastante divertido.

    Besos guapa¡¡¡¡ qué grande eres, coño¡¡¡¡

    • Gracias por lo de grande. Si me hubieras visto en bata, tumbada en el suelo del ascensor y las piernas para arriba te hubieras reido más. Me acordaba de Woody Allen de una de sus pelis “Misterioso asesinato en Manhatan” que también se queda encerrado en un ascensor y empieza a pensar en un prado con caballos. Al menos me he distraido un poco, pero lo he pasado fatal. Besicos
      Ana

      • Bueno, claro, no es una situación cómoda, además, como nunca sabes cuándo te va a pasar no te preparas, yo nunca tiro la basura con mis zapatillas de trancas y barrancas, la única vez que lo hice se me olvidaron las llaves y estuve dos horas en la calle con la peña descojonándose 😀

        En fin, que lo importante es tomarse las cosas con cierto humor ¿no?. Besos.

  8. Uffff que pesadilla. Eso de quedarse en los ascensores es realmente desagradable.
    Recupérate y no le tengas miedo que no es muy usual que suceda, aunque siempre te queda la solución de las escaleras que son muy buenas para la salud… 😀
    Besazo

  9. Amiga Ana siento mucho lo que te ha ocurrido. Un consejo quiero darte y es que a pesar del miedo y los nervios que que se apoderan de tí, es lo más normal, lo mejor en estos casos es si ya has llamado a los del ascensor, a los bomberos y tienes que esperar a qué vengan, intenta relajarte, te sientas en el suelo y vas haciendo ejerciccios de respiración, verás que poco a poco la desesperación irán bajando de intensidad. Seguro que no te van a dejar ahí mucho rato ¿De acuerdo? Ánimos y respirar hondo.
    Un montón de besos y de aire comprimido, jajajja.

  10. JOER ANA Y ME LO HE PERDIDO,JA,JA,JA.
    PERDONA QUE ME RÍA PERO TE IMAGINO Y..JA,JA,JA.TENÍAS QUE HABERLE DICHO A TU HIJO QUE SUBIERA POR EL PENDRIVE….
    ESO POR SER TAN BUENA MADRE.
    OYE QUE NO SÉ QUE ME HAS ESCRITO EN MI ENTRADA,NO ENTIENDO NADA.SERÁ POR LOS NERVIOS.
    RELÁJATE PECADORARRR,JA,JA,JA
    BESINES.

  11. Vaya que no es para reírse… pero realmente ademas de una situación traumática esa de quedarse encerrado ha sido graciosa tu historia, espero que nunca te vuelva a suceder y como dice Morgana: siempre está la opción de subir y bajar caminando, saludos para ti 😉

  12. Ana!!!!! me pasó lo mismo en N. york, desde el piso 22 !!!! quedó entre el Lobby y el 3 piso!!!! quedamos encerrados con mi marido y una chica de Londres 1 horaaaaaaa!!!!!!!!!! te entiendoooooo es terribleeeeeeeeeee.

  13. jejejejje, ¿me estás diciendo que lo peor, es que no ibas emperifollada?, jajajajajja, ¡ay que me da!!!
    Pues nada, ya sabes que si vas en bata: escaleras, claro que puede que también tengas mala suerte y te cruces con el vecino más bueno del edificio 😉

    No, no, no, lo mejor es que si tu niño se vuelve a olvidar algo, te hagas la permanente, maquillaje, manicura y pedicura en un plis plas, ¡sin olvidar el chorrito de perfume detrás de cada oreja, las medias y los tacones!, jejjejej

    ¡El niño, el niño que espere, leñe!, que hay cosas que no se pueden dejar!!!
    Jo, que bien me lo he pasado corazón, ¡muchos besitos pa que se te acabe de quitar el susto! jejejjeejejje

  14. ¡Vaya susto! La verdad es que los ascensores de las comunidades de vecinos son sitios la mar de curiosos: o como es tu caso te dejan “tirado”, o bien sirven como único momento en el que algunos vecinos son educados: te los encuentras por la calle y hasta te niegan el saludo, pero en el ascensor te dan toda suerte de conversación.

    En fin, me alegro de que pudises salir con bien para escribir esta entrada tan peculiar. Un besote.

  15. Pus fíjate: yo en lo único que he pensado ha sido en qeu la mujer del telefónillo te dijo que no te fueras y tú te fuiste. 😉 y todavía te extraña que te lo dijera. ¡Mujeres!

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s