MI CORTA VIDA

 591933

Sé que cuando me dejes salir, moriré pronto. Sólo podré vivir si permanezco dentro, pero no quiero ver la vida a través de estas ventanas. Prefiero morir, pero sentir el aire, la luz y la realidad de las cosas.

Sé que cuando abras, todo un mar me arrastrará hacia fuera, y querría que fuera por alegría, para morir viendo tu sonrisa, pero a veces es la tristeza la que se adueña de la llave que ha de abrir la ventana.

No quisiera que me olvidaras. Soy tan pequeña, que muy posiblemente ni te acuerdes de que existo, y cuando desaparezca, quisiera que en tu mente quedará un recuerdo aunque fuese muy pequeño, de mí.

Me gustaría que siempre tuvieras presente que yo te ayudé a librarte de tus e mociones, que fui un desahogo para tus sentidos, que si no hubiera sido por mí, quizás te hubieras ahogado por dentro.

A pesar de mi corta vida, quisiera que supieras que yo sólo quise ayudarte.

Ya se abren, ya soy empujada hacia fuera. Procuraré hacer bien mi trabajo. No me olvides.

Soy la lágrima que corre por tus mejillas, pero ¿estas alegre o triste cuando resbalo por ellas? No me enteraré, porque moriré antes de caer por ellas. Adiós.

ANA RIVAS

Anuncios

10 pensamientos en “MI CORTA VIDA

  1. Buenos dias. Ufffff, me ha conmovido tu texto.
    Pasa un buen dia.
    Besos
    P.D
    No se que pasa, que no me llegan desde hoy las entradas vuestas a mi correo. Me ha llegado un comentario de mi blog al coreo no deseado! No se que esta pasando.

  2. Querida Ana, ahora he podido entrar. Hace un par de horas lo intenté y ha sido imposible.
    Gracias por tu visita a mi espacio…Ahora no me deja poner imágenes, se está complcando esto de los Espacios.
    Te deseo que los Reyes te traigan salud, trabajo y el amor de cuantos tienes en tu entorno, y que te dure hasta el año que viene que se lo volveremos a pedir.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  3. El relato me hizo recordar a este poema:

    LA LUZ CURVA

    la luz curva
    y tu reflejo en el agua
    se deslizan
    por tu mejilla dorada
    y encuentran, veloces,
    el suelo o tu boca.

    ¿Qué destino buscan
    hacia abajo?

    Acercándome
    podría ver en ellas
    las estelas de diminutos barcos
    y delfines
    saltando en las proas.

    Bello texto, muy sentido.
    Besos.
    (Y espero que el comentario llegue a destino)

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s