NO ENTIENDO LA MALDAD

 imagesCAF2CJMF

No entiendo la maldad, de verdad que no la entiendo, la mala sangre, el deseo de hacer daño.

No entiendo como alguien puede dedicarse a hacer el mal y luego pedir justicia para sí mismo, sin arrepentimientos, sin echar la vista para atrás, sin reconocer que es él quien se comporta como el mismo diablo.

Hacer daño porque sí, hacer el mal por hacerlo, y además continuar y continuar por ese camino, llevándose por medio a quien pille, como si fuera un huracán que todo lo arrasa.

No entiendo que alguien sea mala persona, que sepa que lo es, y que no haga nada, al contrario, que cuando los demás se hartan de poner la otra mejilla y se defienden, pida que le amparen, como si fuera un santo, como si lo ocurrido haya sido un accidente.

No entiendo la maldad, lo siento, no la entiendo, no puedo comprender que haya alguien que sólo se levante por las mañanas pensando en que va a hacer ese día, a quien va a hacer daño.

En otros escritos y reflexiones mías, he dicho que creo de verdad que todo se paga en esta vida, que todo es como un bucle que vuelve a nosotros con lo que hemos dado. Si damos mal, vendrá el mal, y si damos el bien, vendrá el bien. Pero mientras tanto, son los demás los que sufren a esas malas personas y a sus actos.

 Ya sé que estos no son sentimientos de buen cristiano, pero mientras tanto, es bastante duro aguantar a este tipo de personajes.

 ANA RIVAS 

 

Anuncios

15 pensamientos en “NO ENTIENDO LA MALDAD

  1. Pues Ana, me has pillado en un mal momento, se me hace daño anónimamente y no sé porqué hoy me han hakeado un correo, asiesque que me vas a decir? no sé que te pasa pero mi apoyo siempre incondicional para ti
    Feliz jueves y ánimo
    Muaskk

  2. Realmente hay personas que no sé cómo pueden vivir con sus propios actos. Su conciencia no funciona. Sin embargo, deberíamos aprender a compadecerlos porque son víctimas de si mismos. Un beso.

  3. Hola, amiga. Yo tampoco entiendo la maldad.
    Es que hay personas que no valen la pena, que no mas estan ahi para dañar .
    Viven a su aire sin pensar en los demas. La indiferencia es la mejor bofetada, y eso es yo hago.
    Feliz dia
    Besos

  4. Hola Ana, hay personas que no tienen principios, ni valores y dependiendo de su entorno social ni siquiera tienen conciencia de lo que está bien o mal. Piensan que lo que hacen está justificado porque entra dentro de sus propias creencias.
    És de locos, cuando Islamistas matan en nombre de su Dios Allah, pero creen que lo que hacen és por una causa justa, noble y eso les exime de culpa. Te pongo este ejemplo, para que veas que el ser humano está más pallá que pacá.

    Y conste que yo trato cada día de encontrar mi equilibrio sin perder mis principios ni valores. Confiando en las personas sin tener en cuenta, color o religión. Aún así el ser humano es imcomprensible y sus actos, en ocasiones aberrantes.

    Te mando un besazo Ana, pasa de este tipo de personas que no aportan nada, indiferencia és lo que merecen, ningún tipo de atención.

  5. Creo que la maldad está en la mente, igual que la bondad. El cerebro es la auténtica última frontera, y ahí se esconde la respuesta a esas preguntas.
    ¿Qué hacer frente a los malvados? Ésa sería la pregunta pragmática. Cada sociedad tiene una respuesta para ella, pero de nuevo la respuesta del día a día se encuentra en cada uno de nosotros.

  6. Gracias por el tirón de orejas. Es cierto que hacía tiempo que no pasaba por aquí. Lo iba a hacer porque sabía que la entrada de Jesús sobre las madres había venido por una entrada tuya.
    En cuanto a que las cosas se paguen en esta vida, suena bonito, pero me temo que no es cierto. Es algo que pensamos para que se nos haga más soportable el día a día y no tendamos a la venganza. Pero no existe una mano mágica que va repartiendo justicia, ni aun divina.
    Un beso y procuraré pasar más a menudo.

  7. Hay Ana,se hace daño por muchos motivos y causas,y la verdad que algunos de esos daños son incomprensibles Y mas cuando lo hacen sin motivos aparente,solo por maldad,o enfermedad,,
    Un beso amiga

  8. Hola, Ana, hay muchas clases de comportamientos…Hay personas que hacen daño, solo para destacar y sentirse por encima del que hieren porque así es la única forma de sentirse superiores….Bajando a los demás a base de pisotearlos para estar ellos por encima….Presumiendo de pudientes, a base de deudas y trampas…..De multimillonarios de €uros endeudando a los demás hasta el extremo de que se pase hambre en el país….
    Yo si lo entiendo, aunque no comparto esas ideas y comportamientos….
    La figura del traidor, del judas, con minúscula porque es indigno de mayúscula….Ha existido y existirá siempre.
    Gracias por tu visita a mi Espacio. Lo tengo abandonado por falta de tiempo.
    Un abrazo

    http://www.isladesentimientos.es/

  9. Querida Ana, quizá yo no sea la persona adecuada para responder este mensaje; quizá lo que necesites sea consuelo y palabras felices. Y no, no soy ese tipo. Puedo brindarte mi apoyo, pero también mi honestidad: el personaje que describes es cada vez más común en estos días: es un cobarde (que siempre los hubo), pero también un malnacido (que también siempre los hubo; la novedad es que ahora ambas bajezas se combinan en una misma persona).
    Digo que quizá no sea yo la persona adecuada porque últimamente también me he tropezado con algunos de estos individuos y, la verdad, es que creo que no hay que perdonarles absolutamente nada. Esa idea de que “todo se paga en esta vida” es sólo un subterfugio para no actuar. No estoy diciendo que vayas a partirle un palo en la cabeza, pero tampoco hay que dejar las cosas así nomás, como si nada hubiese pasado. De algún modo, el que las hace las tiene que pagar ahora. Después es tarde.

  10. Estamos hechos para la luz. La maldad es el signo de separación de nuestro propio destino.
    Todos nos movemos entre la luz y la sombra, aunque hay quien anda demasiado tiempo en tinieblas.
    Ante la maldad solo podemos predicar con el ejemplo y tener esperanza en que nuestro lado oscuro vaya siendo iluminado por la luz de la verdad y de la paz de Dios.
    Un abrazo.
    Pablo.

  11. Pues yo no creo que las malas acciones tengan que ser castigadas en vida, debería, pero no lo creo, lo dudo mucho además, es más, creo que en este mundo cuanto peor seas mejor te irá, y lo que es peor, la inocencia y la bondad tampoco significan que te vaya mejor, normalmente son los inocentes, los niños, y demás, los que sufren los primeros en las guerras, por ejemplo.

    Besos.

Me gustaría saber lo que piensas. Pero si no quieres decírmelo, no pasa nada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s