QUERIDOS REYES MAGOS!!!

10425046_410598015761493_3673104827158568366_n

Anuncios

32 COSAS QUE HACEMOS, QUE NADIE SABE QUE HACEMOS, PERO QUE LAS HACEMOS CASI TODOS

 OBTENIDO EN FACEBOOK

Si alguna vez te has sentido único al hacer alguna cosa que pensabas que nadie hacía, quizá deberías echar un vistazo a este listado que hemos elaborado después de preguntarle a 100 personas. Os resultará curioso la de cosas en las que coincidían unas con otras. Primero le preguntamos a 10 para que nos dijeran cosas que hacían aleatoriamente: sus manías, sus locuras, sus intimidades y cómo pasaban el rato cuando se aburrían. Y luego contrastamos con otras 50. Las de este listado aparecían repetidas en muchas ocasiones. ¿Haces tú alguna y pensabas que eras el único?
1.- Aguantar de pie en el metro sin agarrarnos para ver si podemos mantener el equilibrio
metro
Si creías que al viajar en el vagón eras la única persona jugando a mantener el equilibrio estás equivocado. Mucha gente lo hace, e incluso algunos se sienten auténticos profesionales con un don del que otras personas carecen. Si hubiera alguna competición pública, se inscribirían cientos de personas.2.- Oler los libros nuevos
libros-oler
Entre una de las “manías” más habituales que hemos identificado en este estudio es la de oler cosas, y sobre todo, cosas nuevas, en especial los libros.

3.- Oler nuestra propia ropa interior
bragas
Y cuando decíamos que a la gente le gusta oler, os sorprendería descubrir cuanta gente huele su propia ropa interior antes de echarla a lavar…

4.- Cotillear las redes sociales de otras personas
facebook

Somos espías por naturaleza. Esa chica que nos llama la atención, la amiga de mi novio, ese tipo famoso de las redes sociales… Al parecer las usamos para algo más que para comunicarnos. Invertimos mucho tiempo en ver qué hacen los demás (y en criticarlos).

5.- Mentir piadosamente
pinocchio
Todos los encuestados admitieron mentir, eso si, de manera piadosa. Otros estudios revelan que el ser humano miente en su día a día, y que la mentira forma parte de su éxito profesional. A veces incluso preferimos que nos digan alguna excusa que la verdad.

6.- Peernos en público
pedo
Y por desagradable que parezca, muchos de los encuestados lo han admitido. Por normal general se aguantan, pero en muchos casos se silencian apretando las nalgas y… que el destino decida.

7.- Usar una mancha en el cristal del coche o del tren en el que viajamos para entretenernos moviéndola sobre los cables del tendido eléctrico del paisaje
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Esto lo he hecho hasta yo, y me sentía especial… Elegías una mancha o tu propio dedo, para ir saltando por los cables y edificios.

8.- Comprarnos una agenda y solo usar las primeras páginas.
agenda
Todos tenemos buenas intenciones, y comprar una agenda puede ser el principio de planear nuevas cosas y empezar a organizarnos… las primeras semanas.

9.- Reírnos por compromiso
risa
A veces es la mejor manera de integrarse socialmente. La mayoría de los encuestados dicen hacerlo, y el motivo es por no sentirse desplazados o por resultar simpático.

10.- Pintar en el vaho
baho
Parece ser que cuando salimos de la ducha, tras unos minutos deleitándonos a nosotros mismos con nuestras dotes musicales, enlazamos con nuestra creatividad artística.

11.- Abrir el grifo cuando estamos sentados en el váter para que los de fuera no escuchen lo que estamos haciendo
vater
De esta manera mucha camufla los ruidos, algunos de los encuestados decían echar papel higiénico antes para amortiguar el sonido… mentes creativas para el mismo problema.

12.- Imaginar caras en el gotelé y en las betas de la madera
wood-face-web

13.- Sacarnos mocos y lanzarlos al vacío disimuladamente
nariz
Para muchas personas afectadas por las alergias, su nariz es como un grifo mal cerrado. Cuando el moco se reseca molesta, y quitárselos disimuladamente es una labor casi de carterista experto.

14.- Hablar por Whatsapp mientras estamos sentados en el váter sin que nadie sepa lo que estamos haciendo en ese momento
caca-whatsapp

¿No te da vergüenza? Pues imagina cuantas veces habrás coincidido con gente en una misma situación a la tuya…

15.- Inventarnos excusas que no nos creemos nosotros mismos para comprarnos algo que sabemos que no necesitamos, como por ejemplo, pedir cena fuera aunque haya cosas en la nevera.
comida

16.- Dejarnos la cama sin hacer
cama
¿Cuánta gente hacemos esto? No sé si todos los días, pero si que me pasa algunas veces…

17.- Darte cuenta de que tienes que poner una lavadora cuando un día te has visto obligado a repetir ropa interior
lavadora
Esto es llegar al extremo, pero el 20% de los encuestados dicen haberles ocurrido…

18.- Apuntarnos a un gimnasio y no ir
gimansio
Y lo peor de todo es que lo estamos pagando. ¿No valía con eso?

19.- Darte un atracón de algún capricho y decir “esta es la despedida, la última vez, se acabó”. Y repetir unas semanas después.
cupcake

20.- Tapizar la taza de los baños públicos con pañuelos o con papel higiénico para que nuestro trasero no la toque.
papel-higienico
Hay algunos que están demasiado sucio para nuestro limpio y aseado trasero.

21.- Cantar mientras conducimos.
cantar-coche
Y es que la carretera es mas agradable cuando la recorremos cantando. La sensación es similar a cantar en la ducha.

22.- Enfadarnos cuando un conductor hace algo mal y morirnos de la vergüenza cuando lo hacemos nosotros.
furgoneta
Como decía el refrán “Haz lo que yo diga pero no lo que yo haga”. Nos gusta dar ejemplo pero nos olvidamos que a veces también nos equivocamos.

23.- Decir a un taxista que eres de la ciudad, aunque no la conozcas, para que no te cobre más.
taxi
Me resultó extraño aunque inteligente… y me sorprendió que 5 de las 100 personas encuestadas dijeron haberlo hecho alguna vez.

24.- Ser majos de mas con un chico o una chica para que te hiciera algún favor.
simpatica
Eso se llama tener un poco de jeta, pero más gente de la que pensamos lo hace habitualmente…

25.- Llamar a alguien por compromiso y cortar rápidamente cuando ves que no contesta, y luego decirle “te llamé”.
teleofono
¿De verdad tenéis tanta cara? Lo peor de todo es que creo que me lo han hecho alguna vez… ilusa de mi.

26.- Orinar en la ducha
ducha-mear
Un 40% de los encuestados admiten orinar en la ducha. Muchos empezaron a hacerlo a raíz de ver a sus parejas.

27.- Cenar poco para estar en forma y levantarte con hambre de madrugada atracando la nevera.
frigo
La buena voluntad se acaba cuando te metes en la cama, después todo vale…

28.- Saludar a alguien que no conocemos porque pensábamos que si.
hello
Y hacerte el despistado después como si le dijeras a alguien de atrás…

29.- Cantar una canción sin sabernos la letra.
cantar

Sobre todo si es en inglés y si estamos solos, si hay gente la tarareamos…

30.- Depilarnos antes de una cita aunque sepamos que “no vamos a hacer nada”
cita
La mente va un paso por delante de nuestros actos, por eso nos previene de posibles situaciones…

31.- Responder en voz alta a las preguntas de los concursos de televisión como si nos la estuvieran preguntando a nosotros, y aunque estemos solos.
pasapalabra
Somos listos, todo el mundo debe enterarse, y si no hay nadie nos

CUANDO A UNA LA DA POR PENSAR

untitled

Tonterías, seguro que pensaréis, cosas que no significan nada,en eso estoy de acuerdo.

En un país en lo  de que se suele escribir o comentar es en la corrupción, los recortes, los políticos, el paro, la recesión, la crisis,etc, pues yo voy y pienso en tonterías mas que nada por entretenerme y despejar la mente.

Pues resulta que estando en la consulta del neumólogo, por aquello de esperar a que me tocara y no sabiendo en que entretenerme, miro los carteles con los nombres de los médicos, y compruebo, fíjate tú, (y de eso ya me había dado cuenta hace tiempo, pero no había profundizado) que la mayoría de los médicos tienen al menos un apellido raro, que es verdad, oye, que la estadística no miente, fijaros vosotros.

Y no sólo eso, sino que pensando, pensando, me dí cuenta además que también tienen al menos un apellido raro la mayoría de los árbritos de fútbol y que también la mayoría de curas y monjas llevan gafas, algo que de verdad no consigo entender porqué, pero es así, y por último, y no por ello menos importante, también la mayoría de los camareros o dueños de bares se llaman José.

¿Por qué? Pues yo que sé, pero es así, comprobado después de muchas horas de investigación, y que queráis que os diga, a una le da por pensar estas tonterías y dejo de pensar en lo otro, en lo que piensa todo el mundo, y paso el rato y hasta me río yo sóla.

Pues eso, que cuando a una le da por pensar, sube el pan, bueno eso no, mejor que no suba…

ANA

OBJETOS OLVIDADOS EN HOTELES

Casi todo el mundo, hemos olvidado en alguna ocasión, objetos en hoteles o lugares públicos, pero hay cosas tan raras que cuesta creer que se llevaran encima e incluso que se olvidaran.

Esta es una lista de los catorce objetos mas raros olvidados en hoteles.

1. Bebé de 18 meses. Sus padres, con las prisas por llegar una boda, pensaron que lo habían instalado en el coche.

Bebé de 18 meses

  1.   Urna con las cenizas de la esposa difunta de un cliente
    Urna con las cenizas de la esposa difunta de un cliente

  2.    Llaves de un Ferrari 458
    Llaves de un Ferrari 458

  3.    Caja con relojes por valor de 50.000 dólares
    Caja con relojes por valor de 50.000 dólares

  4.    Maleta con comics antiguos de Marvel
    Maleta con comics antiguos de Marvel

  5.    Caja con 100 máscaras de la duquesa de Cambridge
    Caja con 100 máscaras de la duquesa de Cambridge

  6.    Vestido de novia Vera Wang
    Vestido de novia Vera Wang

  7.    Réplica de la antorcha olímpica de 1 metro de altura
    Réplica de la antorcha olímpica de 1 metro de altura

  8.    Maleta de un diseñador de trajes para perros con collares que combinaban
    Maleta de un diseñador de trajes para perros con collares que combinaban

  9.  . Caja de spray bronceador, extensiones de cabello y pestañas postizas
    Caja de spray bronceador, extensiones de cabello y pestañas postizas

  10.    Hámster Roborowski llamado Fredrick
    Hámster Roborowski llamado Fredrick

  11.   Disfraz del señor Blobby
    Disfraz del señor Blobby

  12.    Gruta de Papa Noel
    Gruta de Papa Noel

  13.    Caja mágica con los trucos de un mago
    Caja mágica con los trucos de un mago

Ya es raro olvidar estas cosas, pero mas raros es llevarlas a un hotel, al menos algunas de ellas, porque llevar a tu hijo contigo es normal, lo que no es normal es olvidarse de él.

Ana

EL BUEN VENDEDOR

risas-animadas1
Esto es un vendedor, y no los del Corte Inglés

Juan no tenía problemas y era feliz. Un día empezó a sufrir dolores de cabeza, ligeros al principio, pero que fueron aumentando hasta llegar a ser insoportables.

Cuando su trabajo y su vida empezaron a ser afectados por este problema, Juan se decidió a ir al médico.

El especialista lo examinó, realizó radiografías,
muestras de sangre, de heces, de orina, y por fin le dijo:

-Le tengo una noticia buena y una mala.
-La buena es que puedo curarle sus dolores de cabeza.
-La mala es que para hacerlo tendré que castrarlo.
Usted sufre una rara situación en la que sus testículos oprimen la base de su columna vertebral, y eso le causa dolores de cabeza. La única manera de remediarlo es extirpar sus testículos.

Juan quedó deprimido, pero sus jaquecas empeoraban y desesperado decidió someterse a la operación.

Al salir del hospital, el dolor de cabeza había desaparecido por completo, pero se sentía abatido y desanimado, como si le faltara una parte de sí mismo (obviamente).

-Lo que necesito es un traje nuevo- se dijo

Así que entró en la tienda y pidió un traje.

El vendedor lo observó por un momento y dijo:

-Muy bien, talla 44.

-¡Exacto! ¿Cómo lo supo?.

-Es mi trabajo -repuso el vendedor-.

Juan se probó el traje, que le quedó perfectamente.
Mientras se observaba en el espejo, el vendedor le dijo:
-¿Qué le parece una camisa nueva?

Juan respondió:

-Pues, ¿por qué no?

-Veamos, ha de ser un 34 de mangas y dieciséis de cuello.

– ¿Cómo lo supo?

-Es mi trabajo -repitió el vendedor-.

Juan se puso la camisa y mientras se veía en el espejo, el vendedor le dijo:

-¿Unos zapatos nuevos?

-Por supuesto -dijo-.

El vendedor echó un vistazo a los pies de Juan.

-Un 42

-¡Exacto! ¿Cómo lo supo?

– Es mi trabajo -respondió el vendedor-

Mientras Juan admiraba sus zapatos nuevos, el vendedor le preguntó:

-¿Qué le parece si se lleva también unos calzoncillos nuevos?

Juan por un segundo pensó en la operación que acababa de sufrir, y dijo:

-¡Buena idea!

-Debe ser calzoncillo de talla 36 -dijo el vendedor

Juan se rió:

-No, se equivoca. He usado talla 34 desde los dieciocho años.

El vendedor negó con la cabeza:
-No es posible que use la 34;
-el calzoncillo estaría demasiado apretado, le presionaría los huevos contra la base de la columna y tendría todo el día un tremendo dolor de cabeza……!!!!!!!!!!!!

SIN PALABRAS!!!

 
BESITOS Y A REIRSE
ANA