EL ABUELO GERMÁN

 images

El abuelo Germán vivía sólo en un pueblo costero. Todo el mundo le conocía y nunca le recordaron ninguna mujer a su lado. Las vecinas estaban más o menos pendientes de él, ya que tenía ochenta años y se preocupaban por su salud, pero el abuelo Germán, como todos le llamaban, no quería molestar a nadie y se las iba apañando. Desde hacía un año, le contaba a todo el que le quería escuchar, que por las tardes, cuando se acercaba a las rocas después del paseo, siempre se encontraba en el acantilado un tritón que le contaba su vida y la de sus hermanas las sirenas. Eran tales las maravillas que le narraba, que el abuelo Germán, les decía a sus vecinos en el bar del pueblo, después de tomarse unos chatos, que el día menos pensado se iría a vivir con ellos y su padre el Rey Neptuno. Los lugareños se reían y pensaban que la vejez y el vino estaban empezando a hacer estragos en Germán y se lo hacían repetir una y otra vez riéndose de él. Jorge, un  muchacho joven, si le creía y le seguía todas las tardes, viendo como el abuelo Germán, hablaba sentado en la roca, con las olas. Un día, el chico le dijo que se lo contara todo otra vez. ¿Tú también te quieres reír de mí? -No, respondió Jorge,- yo te creo. Entonces el abuelo Germán, una tarde le dijo: Mañana me iré definitivamente, he dejado una nota en mi casa diciendo como quiero repartir lo poco que tengo. Encárgate de todo. Al día siguiente, Jorge siguió al viejo pensando que el abuelo Germán no le veía, pero cuando éste llego a las rocas se volvió y le dijo: Ven todas las tardes que el tritón vendrá a visitarte. Y entonces el abuelo Germán saltó sin que pudiera detenerle. Todos en el pueblo pensaron que la locura ayudó al abuelo Germán a suicidarse pero Jorge seguía yendo a las rocas por las tardes para ver al tritón. Después de cinco años, todavía no había aparecido, pero es que a lo mejor él debía ser mas mayor. Además el cuerpo del abuelo Germán tampoco se encontró y Jorge se le imaginaba jugando al ajedrez, al caer el día, con el rey Neptuno.    ANA RIVAS

EL MUNDO BAJO EL MICROSCOPIO


Huevos de mariposa sobre una hoja de frambuesa

El mundo visto bajo el microscopio parece ciencia-ficción

 

Grieta microscópica en una plancha de acero

El mundo visto bajo el microscopio parece ciencia-ficción

 

Bacteria E.coli sobre una hoja de lechuga

El mundo visto bajo el microscopio parece ciencia-ficción

Pelo de barba cortado con cuchilla (izquierda) y maquinilla eléctrica (derecha)

El mundo visto bajo el microscopio parece ciencia-ficción

 

Aleación de cromo y níquel

El mundo visto bajo el microscopio parece ciencia-ficción

 

Hoja de una Tradescantia (una planta de jardín)

El mundo visto bajo el microscopio parece ciencia-ficción

Hoja de apio

El mundo visto bajo el microscopio parece ciencia-ficción

 

Marihuana

El mundo visto bajo el microscopio parece ciencia-ficción

Hoja de piña

El mundo visto bajo el microscopio parece ciencia-ficción

 

Tomates secos al sol

El mundo visto bajo el microscopio parece ciencia-ficción

 

Fruta de la pasión

El mundo visto bajo el microscopio parece ciencia-ficción)

 

Col de Bruselas

El mundo visto bajo el microscopio parece ciencia-ficción

Capullo de una galleta de mar (un pariente lejano del erizo de mar)

El mundo visto bajo el microscopio parece ciencia-ficción

El mundo visto bajo el microscopio parece ciencia-ficción

Abdomen de un mosquito

El mundo visto bajo el microscopio parece ciencia-ficción

EN EL FONDO, NO SOMOS NADIE…

LA VIDA Y LA MUERTE

                                                 imagesZRXKWF7Y                                                        La vida y la muerte,

siempre van andando,

siempre van muy juntas,

siempre de la mano.

 

 A veces va una delante,

otras detrás dos pasos,

pero nunca se separan,

eternamente caminando.

 

La vida y la muerte,

se paran a ratos,

se dan una tregua,

pero no quieren dejarnos.

 

Pero al llegar a la meta,

la muerte ya no va despacio,

siempre gana la carrera,

la vida se queda mirando.

 

                                                  La vida la espera,

volverá tarde o temprano,

volverán a ser amigas,

y continuarán andando.

 

Nunca se separan,

siempre caminando,

la vida y la muerte,

nunca están parando.

 

Condenadas a entenderse,

juntas van hablando,

te espero o me esperas,

pero nunca en solitario.

 

ESPERO

images0Q20S2U6

Espero tu llamada, ansiosa de que me hables, obsesionada con tu voz llena de matices.

Espero que me ames, que me lo digas al menos, que me hables, y acaricies.

Espero tu mirada, cómplice, amiga, con ese azul lleno de matices.

 

Espero que me acompañes, que el deseo te llene la mente, que sientas que yo soy tú.

Espero que alguna vez te entregues, y me absorbas a sorbos, que yo sea tu luz.

Espero que sientas por mí, lo que yo siento por ti, que no sientas que cargas con una cruz.

 Espero a tu alma, lo más íntimo de ti.

Espero y no recibo, ya así no puedo vivir.

Espero que no te sientas atado obligado a mí.

ANA RIVAS 

CUANDO A UNA LA DA POR PENSAR

untitled

Tonterías, seguro que pensaréis, cosas que no significan nada,en eso estoy de acuerdo.

En un país en lo  de que se suele escribir o comentar es en la corrupción, los recortes, los políticos, el paro, la recesión, la crisis,etc, pues yo voy y pienso en tonterías mas que nada por entretenerme y despejar la mente.

Pues resulta que estando en la consulta del neumólogo, por aquello de esperar a que me tocara y no sabiendo en que entretenerme, miro los carteles con los nombres de los médicos, y compruebo, fíjate tú, (y de eso ya me había dado cuenta hace tiempo, pero no había profundizado) que la mayoría de los médicos tienen al menos un apellido raro, que es verdad, oye, que la estadística no miente, fijaros vosotros.

Y no sólo eso, sino que pensando, pensando, me dí cuenta además que también tienen al menos un apellido raro la mayoría de los árbritos de fútbol y que también la mayoría de curas y monjas llevan gafas, algo que de verdad no consigo entender porqué, pero es así, y por último, y no por ello menos importante, también la mayoría de los camareros o dueños de bares se llaman José.

¿Por qué? Pues yo que sé, pero es así, comprobado después de muchas horas de investigación, y que queráis que os diga, a una le da por pensar estas tonterías y dejo de pensar en lo otro, en lo que piensa todo el mundo, y paso el rato y hasta me río yo sóla.

Pues eso, que cuando a una le da por pensar, sube el pan, bueno eso no, mejor que no suba…

ANA

LA VIDA Y EL CINE

images80DL0N5R

Después de desear unas VACACACIONES EN ROMA, pero pasarlas en el pueblo (posiblemente por falta de presupuesto), hay que VOLVER  a la vida diaria y ser de nuevo UN MATRIMONIO CON HIJOS y comprobar que LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ, fueron unos días de descanso que volverán el año que viene.

Sentimos otra vez LA SOGA de la cotidianidad y aceptamos que no somos una  PRETTY WOMAN, sino una mujer de carne y hueso.

Nos damos cuenta, que todo no es tan malo, ni tan bueno y que la vida en pareja puede ser, si una se esfuerza, un LOVE STORY o UN PASEO POR LAS NUBES, aunque a veces parezca un TERREMOTO.

A veces pensamos, QUE HE HECHO YO PARA MERECER ESTO, pero luego recapacitamos y comprendemos que no sólo con ir pagando EL PISITO basta, que lo verdaderamente importante es que todos en casa estemos bien.

Que lo que vale de verdad es la familia, y que aunque creamos que sufrimos EL AMOR EN TIEMPOS DE CÓLERA, no todo es negro siempre.

Nos damos cuenta que SOLAMENTE SE VIVE UNA VEZ y que no merece la pena preocuparse de si la REBECA, pega con el pantalón.

Que a veces hacemos equilibrios en LA DELGADA LÍNEA ROJA, pero luego todo tiene solución.

En ocasiones quisiéramos que nuestra vida fuera un cuento como LAS CRÓNICAS DE NARNIA, pero luego comprendemos y hasta deseamos que la realidad supere a la ficción.

Por eso NUNCA DIGAS, NUNCA JAMÁS, porque te arrepentirás. Al finalizar el día y pase lo que pase, seguro que pensamos que lo que tenemos es MEJOR IMPOSIBLE, y nos olvidaremos de LAS AMISTADES PELIGROSAS, y sólo nos ocuparemos de las buenas, y disfrutaremos de LO QUE QUEDA DEL DÍA-

LOS OTROS, los malos que se queden en su rincón. No consentiremos que conviertan nuestra vida en un JUEGO PELIGROSO.

Aunque a veces creamos que estamos SOLAS EN LA OSCURIDAD, descubrimos que después de todo LA VIDA ES BELLA-

 

THE END ¿O NO?